Jóvenes de Castelldefels le declaran la guerra a los menores inmigrantes: "que se vayan"

Los jóvenes de Castelldefels están en pie de guerra contra los 35 menores inmigrantes acogidos en un albergue de la localidad desde diciembre. Este fin de semana tras una pelea -de las muchas que tienen ambos colectivos-, decidieron protestar ante las puertas del centro y se produjeron incidentes que acabaron con 3 heridos: 1 menor inmigrante y dos monitores con lesiones leves. La tensión es máxima. Hoy la policía rodea el centro. La Generalitat ha anunciado que va a denunciar lo que califican de asalto racista. Esta vez el detonante ha sido una disputa porque los menores se acercaron a unos coches "para mirar si había algo dentro y robarlo. Cuando les llamaron la atención empezaron a tirarnos piedras", relatan los jóvenes. Entonces decidieron subir hasta el albergue donde los acogen y protestar. Allí comenzaron a volar piedras, sillas, mesas...  Según los jóvenes de Castelldefels, desde que llegaron los menores sufren robos, insultos y las chicas se quejan de situaciones de acoso. Uno de los que participaron en la protesta asegura que está a favor de acoger a los menores pero no así. "Les dan dinero y los dejan salir durante horas solos al pueblo" sin hacer una labor de educación social. Según este chico, se pasan el tiempo robando, destrozando coches y buscando pelea. Éste es el segundo episodio de enfrentamiento social contra estos albergues de menores inmigrantes en una semana. En Canet, Barcelona, los vecinos organizaron un escrache y poco después un hombre entró con un machete en el albergue. Fue detenido por los Mossos.