El jefe de la Guardia Civil en Cataluña sobre los CDR encarcelados: "Las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten con facilidad en un rictus de destrucción"

La Guardia Civil ha celebrado hoy en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) la patrona del Cuerpo en Cataluña en un acto marcado por las polémicas manifestaciones del general de la Guardia Civil jefe en Cataluña, Pedro Garrido. Su discurso ha causado malestar en la cúpula de los Mosos allí presente y ha ocasionado que sus representantes, con el comisario jefe Eduard Sallent a la cabeza, se hayan marchado y no se hayan quedado a la copa posterior. Garrido se ha referido a la inminencia de la sentencia del procés por parte del Tribunal Supremo "a la que en cierto modo ha contribuido la Guardia Civil investigando actuaciones criminales supuestamente cometidas por personalidades relevantes de las instituciones autonómicas para llevar adelante un proyecto secesionista para Cataluña". Además, ha definido la operación contra los CDR encarcelados como "una brillante actuación que nos enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten con más facilidad en tan solo un rictus capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento".-Redacción-