«Ni un paso atrás», dice Álvarez de Toledo después del boicot a su charla universitaria

Captura del vídeo sobre los incidentes en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Un equipo de antidisturbios ha tenido que entrar para desalojar el exterior del salón de la Universidad Autónoma de Barcelona donde tenía lugar un encuentro de Álvarez de Toledo con estudiantes

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Cerca de medio centenar de jóvenes estudiantes han tratado de boicotear este jueves un acto en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), organizado por la asociación S'ha Acabat!, al que asistía la cabeza de lista del PP por Barcelona para el 28A, Cayetana Álvarez de Toledo.

A las 13.00 horas estaba programado un coloquio en la Sala Teatro de la UAB, titulado «Ante los nacionalismos y populismos, ¡Europa!», con la participación del presidente del PPC, Alejandro Fernández, la eurodiputada Maite Pagazaurtundua y el expresidente de Societat Civil Catalana Rafael Arenas.

Pero al intentar entrar en el recinto, Álvarez de Toledo y otros asistentes se han topado con medio centenar de estudiantes que bloqueaban el acceso por las escaleras con el fin de evitar que se celebrase el acto, al grito de «fascistas», contestados por la candidata del PP con gritos de «libertad».

La candidata del PP al Congreso por Barcelona ha tenido que ser escoltada y en el exterior del salón de actos se han vivido momentos de gran tensión ante la gente congregada. Incluso los presentes se han enfrentado a la seguridad del recinto.

Álvarez de Toledo ha defendido no dar «ni un paso atrás» ante la protesta de más de 200 estudiantes. Lo ha dicho en declaraciones antes de entrar en el acto, cuando los estudiantes ya estaban concentrados para bloquear su entrada en la sala de la Plaza Cívica, aunque ha acabado entrando, junto al líder del PP catalán, Alejandro Fernández, y el alcaldable de Barcelona, Josep Bou.

«Pijos, reaccionarios, niñatos totalitarios, consentidos, subvencionados, a los que pagamos todos para que secuestren la universidad pública, que es el lugar del debate y la democracia. Ni un paso atrás por nuestra parte», ha añadido.

Los incidentes han generado indignación entre los grupos constitucionalistas. Así, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ha criticado las «escalofriantes» imágenes en las que se puede observar que «los comandos fascistas separatistas de la universidad catalana han boicoteado el acto, increpando e insultando a los constitucionalistas.

Por su parte, Manuel Valls se ha declarado orgulloso de participar en el acto en cuestión y de fomentar «más Europa» frente a los «nacionalismos y populismos»

El líder del PP candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha convertido el episodio ocurrido en munición contra Sánchez ha asegurado que es «inadmisible» el «escrache» de los «totalitarios independentistas» que ha sufrido la candidata de su partido por Barcelona: «Esto se tiene que parar y como presidente del Gobierno lo voy a parar y lo voy a parar aplicando la Constitución de inmediato en Cataluña», ha manifestado Casado en un acto en Valencia con empresarios, en el que ha denunciado el «apartheid» que sufren los cargos de su partido en Cataluña.

Munición contra Sánchez

El presidente del PP ha asegurado que «por encima de todo está la posibilidad de salir a la calle, ir a la universidad o abrir un negocio» sin que a una persona le «peguen, la agredan o la intimiden». En su opinión, es «insufrible» que sigan viendo cómo la convivencia entre catalanes «se ha destrozado» y la «prosperidad se ha evaporado».

El líder del PP ha advertido de que de esas situaciones de «violencia e intimidación» no son solo responsables las organizaciones juveniles« sino también los poderes públicos que »jalean y alientan esa violencia«, citando expresamente a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona.

También ha criticado que el Gobierno de Pedro Sánchez no haga «nada» para «parar esta espiral de odio y totalitaria que está sufriendo Cataluña». «Creo que estas actitudes totalitarias ya deberían estar olvidadas en una democracia consolidada de la Europa occidental como es el reino de España», ha manifestado.