La Iglesia española crea un organismo de control de los abusos sexuales en el seno del clero

La Iglesia española crea un organismo para revisar los casos de abusos sexuales a menores en el seno del clero. Es el primer movimiento de la Conferencia Episcopal que pretende cambiar sus protocolos de actuación fijados en 2010 y que protegían más a los sacerdotes que a las víctimas. La Iglesia da un primer paso creando una comisión de diez miembros para vigilarse, pero la va a dirigir un sacerdote acusado de encubrir esos abusos sexuales. Será el obispo de Astorga quien la supervise, el obispo que encubrió y silenció al sacerdote pederasta de La Bañeza y que incluso autorizó un homenaje en su despedida después de que fuera condenado.-Redacción-