La Guardia Civil sostiene que los Mossos iban a ser el embrión del futuro ejército catalán

Los procesados durante la décimonovena sesión del juicio del procés./rtve
Los procesados durante la décimonovena sesión del juicio del procés. / rtve

Los investigadores revelan en el Supremo que Trapero recibió un mail con el plan para dar «competencias plenas» la policía autonómica, incluidas «aduanas»

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Guardia Civil sostiene que los Mossos d'Esquadra iban a ser un pilar fundamental en las «estructuras de Estado» de la futura República Catalana independiente. Tanto es así que -según declaró este miércoles el brigada del instituto armado dedicado a estudiar el papel de la policía autonómica en los esquemas independentistas- los Mossos iban a ser una suerte de embrión del nuevo ejército catalán.

Este guardia civil, que analizó los correos electrónicos del exconsejero de Interior Joaquim Forn, afirmó en el Supremo que ya en comunicaciones fechadas en 2015, pero que aparecieron posteriormente en los mails de la Consejería de Interior, en los planes de los independentistas al cuerpo autonómico se le otorgaba un «papel muy importante» en materia de «defensa militar», además de en otras áreas de «ciberseguridad y delincuencia».

Pero no solo. De acuerdo con el análisis del experto de Policía Judicial, los correos revelaron que el Govern de Carles Puigdemont ya tenía un plan bastante maduro para que los Mossos, tras la proclamación de la república, adquirieran casi de inmediato «competencias plenas», incluida la lucha contra la evasión de capitales fuera de la Hacienda catalana, el «control de aduanas» y la salvaguarda de las fronteras.

Y de ese plan, según detalló el testigo, estaba al tanto el entonces mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, que en julio de 2017 recibió un mail con los detalles de esa hoja de ruta que situaba en el vértice de la nueva república catalana a la policía autonómica. Ese correo electrónico se lo remitió a Trapero el entonces jefe de la Comisaría General de Investigación Criminal, Rafael Comes. En esa comunicación le daba cuenta de una reunión con el ex secretario general de Interior César Puig y el exsecretario de Hacienda Lluís Salvadó en la que se habló del escenario en el que los Mossos se harían cargo de las funciones que ahora desarrollan Policía Nacional, Guardia Civil o Vigilancia Aduanera, entre otras instituciones.

Otro correo, de junio de 2016, reveló –según la Guardia Civil- los intentos de la Comisaría General de Información de los Mossos de desarrollar con una empresa alemana un «sistema de inteligencia policial» como una de las «herramientas informáticas para las estructuras del Estado», un instrumento muy útil para unos futuros e hipotéticos servicios secretos de la república.

Más información