La Guardia Civil acude a un accidente de tráfico en Granada y encuentra un millón en billetes

Estado en el que quedó la furgoneta accidentada donde viajaban los tres heridos y el millón de euros/Ideal
Estado en el que quedó la furgoneta accidentada donde viajaban los tres heridos y el millón de euros / Ideal

Los tres ocupantes resultaron heridos leves, el conductor dio positivo en drogas y alcohol, y ninguno admite ser el propietario del dinero

JOSE RAMÓN VILLALBAGranada

Tres heridos leves y casi un millón de euros incautado es el balance del accidente de tráfico sufrido en la A-92, a la altura de Huétor Santillán, por tres individuos cuando viajaban en una furgoneta en dirección hacia Málaga. Fuentes del instituto armado han precisado que los tres ocupantes sufrieron una salida de vía la pasada madrugada del jueves sin que hubiera ningún otro vehículo implicado en el mismo.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico se personaron en el lugar de los hechos en cuestión de minutos. Allí se encontraron con la furgoneta en estado de siniestro total, a dos ocupantes dentro del vehículo y al tercero, el conductor, unos metros más allá de la furgoneta y malherido. Por el suelo estaba esparcido todo el dinero, casi un millón de euros. Los agentes efectuaron la prueba de alcohol y drogas al conductor. Dio positivo en ambas. La furgoneta en la que viajaban, de un color verde nada discreto para intentar pasar desapercibidos, quedó bastante abollada por el siniestro.

El dinero se encontraba por el suelo, una parte, y dentro de la autocaravana otro tanto. Sólo se sabe que los tres venían de cenar y seguramente tomar unas copas, a tenor del estado de ebriedad que presentaba el conductor de la furgoneta.

Un dispositivo sanitario trasladó a los tres ocupantes a un hospital granadino, donde quedaron ingresados con heridas leves, aunque uno de ellos aún permanece hospitalizado.

La Guardia Civil ha podido tomar testimonio a los tres ciudadanos, de origen lituano, –dos hombres y una mujer de 41, 45 y 35 años– ocupantes de la furgoneta y ninguno ha reconocido la propiedad del dinero, que según ha podido saber la Guardia Civil de Granada es de curso legal.Ninguno de los tres, uno de ellos afincado en Málaga, ha sido detenido. De momento, sólo se enfrentan a una infracción administrativa por no haber solicitado permiso para viajar con esa cantidad de dinero.

Sanción de 600 euros

De entrada, esa sanción administrativa a la que se enfrentan, cuyo importe mínimo son 600 euros, por no haber declarado, tal y como ordena el Ministerio de Economía y Hacienda, el movimiento de capital superior a los 100.000 euros en el interior del país. Si se tratara de un traslado de dinero al exterior de España, no se pueden sacar más de 10.000 euros sin declarar.

El propietario del dinero tenía la obligación de rellenar el modelo de declaración S1 dirigido al servicio ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias. La cantidad económica que portaban superaba los cien mil euros y la ley la obliga a declarar este movimiento de capital. Así viene recogido en la orden 1439/2006, de 3 de mayo, reguladora de la declaración de movimientos de medios de pago en el ámbito de la prevención del blanqueo de capitales.

La infracción administrativa tiene una sanción que se mueve entre los mencionados 600 euros y el 50% del capital requisado cuando existen agravantes. Lo normal, según un experto de la Agencia Tributaria consultado, es que se le aplique la multa menor.

Después de esta sanción, hay otro trámite más que deben cumplimentar: demostrar la procedencia lícita del dinero y hacer frente a la posible tributación correspondiente en el caso de que no se haya hecho hasta el momento. Los tres deberían abonarla en la provincia de residencia.

La propiedad del dinero deberá demostrarse debidamente siguiendo los pasos establecidos pues, en el caso de no reclamarse por parte de nadie, quedará en manos del Tesoro del Estado. Mientras no se demuestre la procedencia lícita de este casi millón de euros encontrado tras el accidente producido en Huétor Tájar, quedará bloqueado y en manos del Ministerio de Hacienda.