Espíritu de superación sobre la nieve

Superación, libertad, adrenalina, amistad... Todo esto y mucho más representa el esquí para ellos. Son el equipo de esquí alpino adaptado de la Fundación También. Un grupo nacido para lanzar un mensaje de superación: "luchando se consigue todo". Lo dice Audrey. Ella nació sin piernas. Ahora, a sus 14 años, es campeona de España y aspira a competir en los próximos Juegos Paralímpicos de Pekín. Es una de las jóvenes promesas del equipo. Otros integrantes son ya veteranos en la competición. Todos son ejemplo de plantar cara a la adversidad.   "A mí me cambió la vida un accidente de moto, hace 10 años", dice Pablo. Él sufrió una paraplejia. Reconoce que al principio fue difícil, pero a día de hoy ha recuperado su vida hiperactiva:  "las cosas que pasan no marcan tu vida, cómo las afrontas lo hace". Durante la temporada, entrenan en semanas alternas en Sierra Nevada y Baqueira. Los más jóvenes tienen que hacer verdaderos esfuerzos para compaginarlo con los estudios. Pero no lo cambiarían por nada. En lo deportivo, cuentan con 260 medallas como equipo y aspiran a seguir sumando trofeos. Y por soñar, sueñan con una sociedad más accesible. Que todos sus obstáculos sean los del slalom.