Las comprometidas grabaciones de Corinna sobre Juan Carlos I

Dijo que no volvería a España pero esta semana hemos vuelto a saber de Corina.. Hemos escuchado a la autodefinida como amiga entrañable del Rey Juan Carlos acusandolo de cobrar comisiones con la obra del AVE a la Meca. De pedir una parte de las que supuestamente habría cobrado esta mujer, la esposa de Kashoggi un conocido traficante de armas, por los servicios prestados. Es lo que dice en una conversación con el polemico ex comisario Villarejo, relacionado con la cloacas del Estado (en prisión desde noviembre) y el expresidente de Telefónica Juan Villalonga amigo de ambos. Según ella el rey Juan Carlos le exigió su parte Villar Mir, amigo íntimo y presidente de OHL. La constructora lo niega todo. Corinna asegura que el rey emérito consiguió el dinero, sin detallar cuanto. Conversaciones conocidas esta semana y reveladas por los diarios digitales El Español y OK Diario. Al parecer grabadas durante un encuentro en junio de 2015 en la masión londinense de ella.  Un cúmulo de acusaciones lanzadas al aire que incluye supuestos detalles de la vida personal de Juan Carlos I, nombres de posibles amantes y turbios negocios pero, de momento, sin ninguna prueba que las confirme. Solo el testimonio de Corinna. Habla de cuentas opacas en Suiza y de que la usaba a ella y a otros como testaferros para ocultar sus movimientos. En concreto Corinna acusa al primo del rey Alvaro Orleans de Borbón tener algunas cuentas a su nombre y afirma, sin entrar en detalles que el rey se acogió de alguna forma a la amnístia fiscal. Hasta llega a implicarlo en la gestión del contratos del Instituto Noos dirigido por Iñaki Urdangarin. Algo que ya señalo alguno de los implicados durante el juicio. La respuesta de Corinna ha sido críptica. Sin negar las conversaciones. En un comunicado publicado el jueves aseguró que la grabación se hizo sin su consentimiento. Dijo ser  víctima de una campaña de descrédito con motivación política contra su persona y apuntó tener "un enorme respeto por las instituciones de España, pero que no puede ser utilizada en un conflicto que no le atañe." En un juego de película de espías en el que nadie está libre de sospecha. Todo lo que rodea al extraño encuentro en Londres, el tono de las conversaciones incluso las preguntas dirigidas de Villarejo y Villalonga a Corina hacen sospechar también de intereses ocultos de los implicados en la grabación. De momento, la Casa Real prefiere manterse al margen y no hacer declaraciones.