Aumentan un 40% las altas en el registro de ludópatas

El Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ), una lista estatal a la que pueden apuntarse quienes quieran que se les vete el acceso a las apuestas online y a establecimientos como bingos, casinos y salas de juego, alcanzó en 2018 la cifra récord de 6.350 nuevas altas, lo que supone un incremento interanual del 40%. Y quienes se registran son cada vez más jovenes. El 53% tiene menos de 35 años. Ya hay casi 44.000 personas inscritas en este registro que según los expertos es insuficiente porque en muchos locales no se pide la documentación.