Detenidos dos hombres en Ceuta y Alicante por integración y captación de Daesh

Imagen del detenido en Ceuta. /
Imagen del detenido en Ceuta.

Uno de ellos formaba parte de una red terrorista, establecida en el barrio del Príncipe, que ya había sido desarticulada parcialmente el pasado mes de noviembre tras la detención de cuatro de sus principales integrantes

COLPISAmadrid

La Policía Nacional han detenido en Ceuta a una persona de nacionalidad española por integración en la organización terrorista Daesh así como por constituir una pieza esencial en su aparato de captación y adoctrinamiento, en el mismo día en que ha sido arrestado en Teulada (Alicante) un hombre, de 46 años y nacionalidad egipcia, por su integración en Daesh, enaltecimiento del terrorismo y adoctrinamiento del ideario salafista yihadista.

Agentes de la Comisaría General de Información, en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Ceuta y el Centro Nacional de Inteligencia, han detenido en Ceuta a un español de 29 años que conformaba una red salafista-yihadista establecida en el barrio del Príncipe en Ceuta, que ya había sido desarticulada parcialmente el pasado mes de noviembre, cuando se procedió a la detención de cuatro de sus principales integrantes. La labor que llevaban a cabo era la de captar jóvenes vulnerables de la barriada del Príncipe con el fin de lograr progresivamente su radicalización.

Crean una unidad contra los lobos solitarios en Australia

La Policía del estado australiano de Nueva Gales del Sur anunció hoy la creación de una unidad especial para hacer frente a los "lobos solitarios" y las "personas obsesionadas" que amenazan con cometer actos de violencia.

"En los últimos tiempos hemos hecho frente a un número de personas que no han sido clasificadas como terroristas pero que están obsesionadas con estos temas, ideales o personas, y planean actos de violencia", dijo el comisionado de la Policía estatal, Mick Fuller, en un comunicado.

La Unidad de Investigación de Personas Obsesionadas se centrará en la detección, intervención y prevención de las amenazas de los personas capaces de cometer un crimen motivado por ideas políticas, religiosas, ideológicas o problemas mentales.

Los casos que implican a las personas que no son consideradas sospechosas por las unidades antiterroristas serán derivadas a esta nueva unidad conformada por detectives y expertos en salud mental, añadió la nota.

La unidad se dedicará a identificar a las personas, incluidos menores, propensos a una rápida radicalización o a cometer ataques individuales violentos, así como determinar si ésta debe ser detenida o debe recibir asistencia mental.

El arrestado adoptaba una estética fundamentalista en su aspecto físico y para sus labores de captación reproducía de forma reiterada gran cantidad de material de Daesh donde se mostraban imágenes de ataques terroristas o la ejecución de acciones de martirio junto a su recompensa en el paraíso. Asimismo, gestionaba un perfil en las redes sociales, con claras evidencias de su adhesión a Daesh, desde el cual enseñaba pautas a otros jóvenes para visionar publicaciones yihadistas sin ser detectados. Muchas de esas pautas de seguridad le eran proporcionadas por su propia mujer, quien ya había sido detenida anteriormente por sus labores de adoctrinamiento y captación terrorista, entre las que destacaban la eliminación del contenido ya visualizado.

Además, había declarado a su círculo más cercano su intención de trasladarse a zona de conflicto para combatir como 'muyahidín', manifestando que se marcharía a vivir a Marruecos o Bélgica para no despertar sospechas en caso de marcharse de forma inesperada. Para evitar ser detectado y detenido adoptaba medidas de seguridad peculiares, entre ellas, realizar las labores de adoctrinamiento en el interior de su vehículo, por considerarlo un entorno seguro y clandestino.

Integrante de una red salafista-yihadista

La red salafista-yihadista de la que formaba parte el detenido fue parcialmente neutralizada en noviembre pasado tras la detención de tres hombres y una mujer encargados de radicalizar a menores y adoctrinarles en el extremismo religioso y la entrega absoluta al Daesh que garantizara la actividad terrorista en el futuro.

De manera similar al modo de actuación de los autores de atentados terroristas sucedidos recientemente en suelo europeo, el detenido había declarado públicamente su animadversión a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, e incluso había llegado a agredir a integrantes de la Policía Nacional durante una intervención en el barrio de el Príncipe, habiendo proferido en varias ocasiones amenazas directas a agentes policiales de la zona.

Esta operación policial se enmarca dentro de la estrategia del Ministerio del Interior para la detección temprana y neutralización inmediata de potenciales células o actores terroristas con capacidad de cometer atentados en nuestro país.

Detenido en Alicante

Poco después, los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional han detenido en Teulada (Alicante) a un hombre, de 46 años y nacionalidad egipcia, por su integración en la organización terrorista Daesh, enaltecimiento del terrorismo y adoctrinamiento del ideario salafista yihadista.

El detenido aprovechaba su posición privilegiada dentro de la Comunidad Islámica de la provincia de Alicante para difundir entre la misma contenidos que ensalzaban los atentados cometidos por la organización terrorista Daesh y menospreciando de forma cruel a sus víctimas. Además, utilizaba las redes sociales como instrumento para generar un relato de odio con la publicación de vídeos en los que líderes terroristas instaban a hacer la yihad violenta como método de adoctrinamiento a sus seguidores.

La labor principal del detenido era la de facilitar el regreso de terroristas de Daesh que habían decidido abandonar Siria e Irak, proveyéndoles de los lugares necesarios de tránsito y refugio, fundamentalmente en España, así como auxiliándoles en las labores de documentación y obtención de recursos económicos. El retorno de terroristas desde zonas de conflicto a suelo europeo constituye una de las principales amenazas tanto para la seguridad nacional como para la del entorno europeo.

Los investigadores habían comprobado que este individuo se había comprometido recientemente a traer a una familia desde Siria, donde uno de sus miembros habría fallecido combatiendo en las filas de Daesh. Para este fin les facilitaría el desplazamiento desde zona de conflicto a la frontera turca, y posteriormente les gestionaría la necesaria documentación falsa de tránsito desde Turquía a España. Las personas a las que pretendía ayudar tienen actualmente en vigor diversas Órdenes Internacionales de Detención (OID) por su integración en el grupo terrorista Daesh.

Además, pretendió obtener de manera fraudulenta cartas de invitación para dos personas con antecedentes policiales por su conexión con la organización terrorista con el objetivo de facilitarles la entrada desde Egipto a España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos