Ruz se niega a archivar el ataque a la flotilla de Gaza

El juez Pablo Ruz./
El juez Pablo Ruz.

Lo remite al Supremo para que diga si Israel o Turquía ya investigan estos hechos y, de no ser así, propone llevar el caso a la Corte Penal Internacional

EFE madrid

El juez Pablo Ruz se ha negado a archivar el caso del ataque de Israel contra la Flotilla de Libertad de Gaza en 2010 y lo ha remitido al Tribunal Supremo para que diga si Israel o Turquía ya investigan estos hechos, aunque de no ser así se inclina por llevar el caso a la Corte Penal Internacional (CPI).

En un auto, Ruz sostiene que, a pesar de la limitación de la justicia universal aprobada por el Gobierno, él es competente para investigar estos hechos porque prevalece el Convenio de Ginebra sobre la protección de civiles en tiempos de guerra suscrito por España, que "impone con carácter imperativo" a las partes juzgar en sus tribunales a los sospechosos de crímenes de guerra.

Sin embargo, el juez recuerda que los tribunales españoles solo podrían investigar estos hechos en caso de que los países afectados no lo hagan, y en este caso tanto Turquía -uno de los barcos atacados era turco- como Israel -país de nacionalidad de los querellados- le han asegurado que han abierto investigaciones.

Por ello, el juez ha remitido la información obtenida a través de comisiones rogatorias a esos países al Supremo, cuya sala segunda debe decidir si esas investigaciones son efectivas.

En el caso de que el Supremo no de validez a estas investigaciones, Ruz es partidario de remitir el caso al Gobierno español para que active el procedimiento de denuncia ante la Corte Penal Internacional, "considerando éste el procedimiento más acorde con la tutela judicial efectiva de los derechos de las víctimas", sostiene el juez.