El pregón de un mariano

El periodista Alberto Castillo, emocionado en su pregón. / SIETE DÍAS YECLA
El periodista Alberto Castillo, emocionado en su pregón. / SIETE DÍAS YECLA

Alberto Castillo anuncia el inicio de las fiestas de la Purísima

ÁNGEL ALONSO

La Virgen fue el centro de todo en el discurso del pregonero. El periodista Alberto Castillo anunció el comienzo de las fiestas patronales de Yecla en el acto que se desarrolló en la noche del sábado en el Teatro Concha Segura, donde se congregaron unas 400 personas a pocos días de que los arcabuces resuenen de nuevo.

Desde el mismo instante en el que se puso delante del público, Castillo no dejó el menor resquicio de dudas sobre el motivo central de sus palabras: la Virgen. Lo anunció a los presentes cuando dijo en voz alta y clara que es «cristiano y mariano». Fueron 40 minutos de sentido discurrir por el amor a la madre de Dios mezclándolo con las fiestas de Yecla, la tradición y la experiencia personal de quien las ha vivido desde dentro.

Alberto Castillo se emocionó reviviendo un pasado que arrancó en el año 1979 cuando las complicadas circunstancias de la vida le trajeron a Yecla a trabajar, «aquí conseguí mi primer sueldo». Allí, sin nadie que le guiara, se adentró en la pasión de una ciudad por su Patrona, la Virgen del Castillo. «La entrega de Yecla a la Madre me impactó», aseguró. Desde ese momento «la Virgen fue mi consuelo. Solos, ella y yo, estuvimos muchas conversaciones», expresó entre interrupciones del público con aplausos a un pregonero entregado en comunicar su pasión por lo que relataba, que transmitió continuamente. No faltaron los recursos descriptivos de los momentos claves de las fiestas patronales. Por ejemplo, cuando la imagen de la Inmaculada sale por la puerta del castillo con ese diálogo que tienen el Mayordomo de la Bandera con la Virgen mientras juega la insignia en La Bajada. O el día 8 de diciembre, la procesión, con una «carroza para la que es la reina», resaltó Castillo, quien considera que la ciudad del Altiplano es «tierra de María Inmaculada. Nos protege a todos con su divino manto».

En la última parte se sumergió en el momento en el que acaban las fiestas con La Subida. La Patrona vuelve a su santuario y entonces callan los arcabuces de su tronar de pólvora que ha retumbado en toda la comarca. Un momento descrito por el pregonero con una frase que repitió en varias ocasiones: «Silencio para que hable el silencio». Una frase que puede resumir la intervención del pregonero fue la que pronunció al finalizar: «Mi alma enamorada te pregona».

A pocos días

Además del pregón, en el acto se vieron juntos a las figuras clave de estas celebraciones como son los mayordomos de las dos insignias con sus esposas y los pajes de este año. En el teatro se realizó la tradicional presentación de la compañía Martín Soriano Zaplana con los cabos de las distintas escuadras de arcabuceros.

En el acto, el presidente de la Asociación de Mayordomos, José Francisco Puche, hizo la presentación del pregonero, que tiene una dilatada trayectoria profesional en el mundo de la radio, a caballo entre Málaga y Murcia. Aunque Puche destacó la relación de Castillo con Yecla desde hace años, donde sigue viniendo y teniendo grandes amigos. La gala estuvo presentada por la también periodista Cristina García, y contó con la actuación musical de los pianistas Francisco Martí Hernández y Carolina Santiago Martínez.

 

Fotos

Vídeos