Los pajes marcan el paso

Los pajes de las dos insignias, Javier e Ingrid, abren la comitiva, ayer. / siete días yecla
Los pajes de las dos insignias, Javier e Ingrid, abren la comitiva, ayer. / siete días yecla

Ingrid Martínez y Javier Ruiz protagonizan el primer acto religioso de las fiestas; hoy se celebra el Día de la Bajada de la Virgen

ÁNGEL ALONSO

Yecla está inmersa en sus fiestas en honor a la Virgen del Castillo. Las tropas besaron ayer la insignia que les conducirá hoy hacia la Patrona. Por los distintos rincones de la ciudad, los arcabuceros pasearon vestidos con el traje clásico, al ritmo de la música de las diferentes escuadras, que con sus desfiles por el casco urbano hicieron vivir al resto de la población la alegría que toda fiesta conlleva.

Los protagonistas fueron los pajes de este año, Ingrid Martínez y Javier Ruiz, que sorprendieron al público en la denominada 'misa de pajes', celebrada en la iglesia de San Francisco. Un templo repleto de fieles y, en la parte cercana al altar, las figuras más representativas de las fiestas junto a las insignias. Al finalizar el acto religioso, los pajes abrieron la comitiva, que recorrió distintos lugares del municipio en una mañana casi primaveral. El buen tiempo animó a muchos vecinos a acompañar a los mayordomos durante el paseo.

Por la tarde, las escuadras de la compañía Martín Soriano Zaplana se concentraron de nuevo en la iglesia de San Francisco para comenzar el Beso de la Bandera. Desde el templo, los mayordomos salieron a las calles cuando comenzaron a sonar los acordes de la 'Marcha Real'. Así arrancó el desfile hacia la plaza Sebastián Pérez.

El Beso de la Bandera se realizaba en la Casa del Mayordomo. Con el tiempo y debido a que fue aumentando el número de arcabuceros que querían besar la insignia, se decidió realizarlo en un espacio más amplio, a los pies de la Iglesia Vieja. Allí, cientos de arcabuceros, pequeños y mayores, se adueñaron del recinto habilitado. Vestidos con sus trajes, las diferentes escuadras fueron pasando por debajo de la insignia para jurarle fidelidad a María. La agradable tarde atrajo a multitud de visitantes, que no quisieron perderse un acto típico de lo más castrense.

Por primera vez, se vio jugar la bandera al Mayordomo de este año, Ascensio Martínez, que tuvo en sus manos la insignia y mirando a lo alto del Castillo hizo un breve ensayo de lo que hoy le espera cuando tenga delante la imagen de la Patrona. También los últimos cinco mayordomos jugaron la insignia, reviviendo la sensación única de tener entre sus manos la bandera.

Las fiestas continúan hoy. A las nueve de la mañana, los arcabuces empezarán a lanzar pólvora incandescente en honor a la imagen de la Virgen del Castillo, que saldrá del santuario hasta llegar al centro de Yecla. Será el día de la Bajada. La Patrona llegará a la Basílica con el sonido atronador de cientos de arcabuces, que se congregarán en los alrededores del templo para formar las llamadas arcas cerradas.

Temas

Yecla
 

Fotos

Vídeos