Un millar de vecinos protestan contra la sobreexplotación de los acuíferos

Los activistas con pancartas, ayer, en la concentración de la plaza de la Constitución. / Juan Cristóbal Muñoz
Los activistas con pancartas, ayer, en la concentración de la plaza de la Constitución. / Juan Cristóbal Muñoz

La plataforma Salvemos el Arabí solicita a la CHS un estudio sobre los cultivos intensivos y las reservas de agua

ÁNGEL ALONSO

La sociedad yeclana empieza a hacerse notar para reivindicar una solución a la sobreexplotación de los acuíferos. Unas mil personas, según la organización, se concentraron ayer en la plaza de la Constitución bajo el lema '¡El Altiplano por su tierra, su agua y su futuro!'. La concentración estuvo organizada por la plataforma ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca, que planificó un acto con tintes reivindicativos y lúdicos, ya que una batucada abrió la jornada, en la que también se desarrollaron actuaciones culturales y musicales, como la actuación de Rokavieja.

El objetivo de los organizadores era hacer visible en la calle el problema que existe en la comarca del Altiplano con los recursos hídricos. «Están agotándose por la proliferación de los cultivos intensivos», denunciaron los manifestantes. La plataforma alertó durante el acto de que en los últimos tres años, este tipo de cultivos se han triplicado y ya se extienden a lo largo de 1.500 hectáreas del término municipal yeclano. «Estos cultivos consumen, de media, cinco veces más agua que los cultivos tradicionales de nuestra zona, como la vid, el almendro o el olivar, los cuales ahora conviven con brócolis, sandías y lechugas, que no son propias de la zona», ejemplificó Alejandro Ortuño, uno de los portavoces de la plataforma.

«¿Queremos que el Altiplano se convierta en un desierto?», se preguntó Ortuño. Durante el acto, la plataforma expuso que según datos oficiales de 2012, los acuíferos de la comarca se vacían a un ritmo de 80 hectómetros cúbicos al año. «Esto significa que se extrae tres veces más agua de la que se recarga».

El alcalde pide unidad

La concentración de ayer se produce después de la reunión que los activistas, junto al alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, han mantenido con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea. La postura que todos los asistentes trasladaron al responsable de la CHS fue unánime: es necesario buscar soluciones a la problemática del agua en el Altiplano.

La plataforma entregó un documento al organismo de cuenca solicitando la realización de un estudio pormenorizado de la situación de toda la comarca, con información actualizada de los acuíferos y los usos que estos reciben. También instaron a la CHS a que estudie, con arreglo a ley, la posibilidad de establecer algún tipo de limitación a los nuevos cultivos intensivos de ciclo corto, que pueden llegar a producir hasta dos y tres cosechas al año. Además, le plantearon que tenga en consideración los riegos para los cultivos leñosos tradicionales, en especial la vid.

El regidor destacó que «la reunión fue cordial y positiva, porque dimos una imagen de unidad frente a un tema que nos preocupa a todos, más allá de nuestra ideología política». Ortuño subrayó que «debemos estar juntos en la defensa de nuestro patrimonio natural y de los acuíferos, porque solo así podremos garantizar un futuro mejor para Yecla y para las generaciones venideras».

Temas

Yecla