Mecha para 1.600 kilos de pólvora en Yecla

Ascensio Martínez, ayer, prende la mecha de uno de los cohetes que se lanzaron./Siete Días Yecla
Ascensio Martínez, ayer, prende la mecha de uno de los cohetes que se lanzaron. / Siete Días Yecla

Arrancan las fiestas patronales del municipio con la autorización del alcalde para conmemorar los actos en honor a la Virgen del Castillo

ÁNGEL ALONSO YECLA

Las fiestas patronales de Yecla se pueden celebrar porque hay permiso. Tal y como mandan las ordenanzas, el presidente de la Asociación de Mayordomos, José Francisco Puche, solicitó ayer la autorización del alcalde, Marcos Ortuño, para que Yecla conmemore estas fiestas en honor a la Virgen del Castillo y se utilice la pólvora como manifestación de homenaje a la patrona. Serán 1.600 kilos de este elemento básico los que disparen cientos de arcabuceros. «Salvas de devotos tiradores», como se pedía antaño en el llamamiento que se hacía a los vecinos para que participaran en un ritual que en 2018 celebra sus 375 años de prolongada historia.

Con puntualidad, las autoridades municipales, los responsables de la entidad organizadora de las fiestas y los Mayordomos de este año, Jorge Ruiz y Ascensio Martínez, se situaron en la puerta del Ayuntamiento para salir conjuntamente hasta el auditorio, donde se realizó el acto del Beneplácito en la jornada de ayer.

El alcalde autorizó el inicio de unas fiestas que a lo largo de los próximos días desarrollan sus actos centrales y que el día 16 de diciembre concluirán con la vuelta de la imagen de la Virgen del Castillo a su santuario.

Acto seguido del Beneplácito, la banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla interpretó el himno nacional, mientras desde los balcones del Consistorio se izaron las banderas de Yecla, Murcia, España y Europa, como establece el protocolo. Decenas de vecinos contemplaron en directo el acto en la plaza Mayor, que terminó con un prolongado aplauso de los presentes, que se silenció con el lanzamiento de los 15 cohetes desde el Consistorio. Otros tantos fueron detonados desde el santuario, anunciando a los vecinos el comienzo las fiestas.

Ayer mismo ya comenzó a escucharse el tronar de algunos arcabuces por las calles de Yecla, mientras los sargentos alabarderos, los popularmente conocidos como 'tíos de las punchas', recorrieron el casco urbano para comunicar a los yeclanos que las celebraciones en honor a María Inmaculada ya están en marcha.

Hoy, día de la bandera

El día de hoy arranca temprano para los protagonistas de las fiestas, con el traslado de las antiguas banderas, para iniciar el desfile hasta los domicilios de los Mayordomos. Allí se entregarán las insignias, el bastón de mando para el Capitán y la bandera para el Alférez. El presidente de la Asociación de Mayordomos será el protagonista de este acto, que pretende rememorar el momento en el que el concejo convocaba antiguamente a una milicia y se entregaba a sus oficiales las insignias con las que iban a combatir. Posteriormente, se desarrollará la denominada Misa de Pajes en la iglesia de San Francisco, a la que seguirá el paseo por las calles del municipio con los pajes abriendo la comitiva.

Por la tarde, llegará el momento de besar la bandera. La soldadesca besa la insignia antes de que los arcabuceros suban mañana al santuario del Castillo para realizar el acto de La Bajada. Será esta tarde cuando se vea por primera vez cómo el Mayordomo de la bandera, Ascensio Martínez, juegue la insignia ante los ojos del público que se congrega en la zona. Un breve anticipo de lo que vendrá al día siguiente.

Temas

Yecla
 

Fotos

Vídeos