Fomento repara la carretera que une el centro con la A-33

ÁNGEL ALONSOYecla

La Consejería de Fomento e Infraestructuras inició las obras de reparación del firme del tramo de la carretera regional que une el casco urbano de Yecla con la conexión con la autovía A-33. El tramo de actuación tiene 3,6 kilómetros de longitud y desde hace dos años ha aumentado el tráfico que circula por él ya que conecta la vieja nacional 344 con la nueva autovía A-33. Una circunstancia que seguirá hasta que se termine por completo la autovía que unirá Murcia y Valencia por el interior.

La Consejería realizó una inversión de 516.300 euros para arreglar un firme que se había deteriorado por el intenso tráfico hasta el punto de ser una zona peligrosa para la seguridad vial. El titular del departamento, José Ramón Díez de Revenga, y el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, estuvieron ayer supervisando el estado de unas obras que llevan unos días en marcha y que no tardarán en concluirse. «Se trata de la reparación de los daños y hundimientos ocasionados en la vía debido a que ha aumentado el tráfico de vehículos, especialmente el pesado, motivados por las obras de la nueva autovía», explicó Díez de Revenga. Indicó que durante octubre quedará concluida la renovación de la pintura de las marcas viales y su señalización vertical.

El responsable regional explicó que esta obra responde a una demanda del municipio por el incremento en el número de vehículos en esta vía tras la puesta en marcha de la autovía entre Jumilla y Yecla que, hasta la finalización del tramo Yecla-Caudete, desemboca en esta carretera regional. El tráfico que más deterioró los cuatro kilómetro de carretera es el de los camiones. Se pasó de un tránsito de 290 vehículos pesados en 2016, a los 1.217 que hay ahora, según los datos de la Consejería de Fomento.

Temas

Yecla