La Feria del Mueble de Yecla cierra sus puertas con un descenso en el número de visitas

Asistentes a la última jornada de la Feria del Mueble de Yecla, ayer. / feria del mueble de yecla
Asistentes a la última jornada de la Feria del Mueble de Yecla, ayer. / feria del mueble de yecla

Los empresarios afirman que no se han cumplido sus expectativas y proponen un cambio de fecha en futuras ediciones

ÁNGEL ALONSO

No ha sido la mejor edición de los últimos años. La Feria del Mueble de Yecla cerró ayer sus puertas en un año marcado por la coincidencia de fechas con la que se celebra en Valencia. Los expositores vieron días de buena afluencia de público, como el pasado lunes, pero el resto de jornadas estuvieron marcadas por una excesiva calma en los pasillos de la edición número 57 de la feria más antigua del mueble de las que se organizan en España.

La mayoría de expositores, los que querían y se atrevían a valorar ayer el resultado, apuntaron a que «la elección de la fecha no fue la acertada» y que esperaban «mucho más» de una cita que en los últimos años había presentado unos buenos resultados en general. Yecla deseaba aprovecharse del tirón de la feria de Valencia para atraer a profesionales que estaban a poco más de una hora en coche del Altiplano, pero no fue así. Eso motivó que los gerentes de algunas empresas aseguraran ayer que no saben si volverán en las próximas ediciones. Otras, en cambio, propusieron cambios, como pasar la feria al mes de mayo o que se celebre cada dos años, evitando así que coincida con la otra feria del mueble que se desarrolla con fuerza en Zaragoza.

El presidente del comité ejecutivo de la feria y alcalde, Marcos Ortuño, explicó que «es pronto para hacer una valoración. Hay que dejar que las empresas puedan saber si fructifican esos contactos y si todo este esfuerzo se transforma en pedidos y ventas. Pero tendremos que sentarnos y tomar decisiones para continuar creciendo».

«No debemos rendirnos; tenemos que buscar nuevas fórmulas», aseguran desde Arema

La organización asegura que las visitas han disminuido un 3% respecto al año pasado, lo que ha implicado que el número de potenciales compradores representados en el certamen se haya visto mermado. «Ahora es momento para felicitarnos por haber puesto en marcha un año más el escaparate económico más importante de nuestra ciudad. El tiempo para analizar, tomar decisiones y programar en todos sus aspectos la Feria del Mueble de Yecla de 2019 se abre ahora y es trabajo de todos», explicaron.

La semana que viene se reúne la dirección de la Asociación Regional de Empresarios del Mueble (Arema) para tratar distintos temas, entre ellos, el análisis de la edición ferial. Su presidente, José Antonio Ortega, afirmó ayer que «no se han cumplido las expectativas, pero no debemos rendirnos». Ortega mostró disposición para «encarar el futuro con determinación, buscando nuevas fórmulas, fechas y otras cosas. Es fundamental innovar».

Otros mercados

Sí hubo en esta edición encuentros con delegaciones internacionales (unas 300), que se reunieron con representantes de las empresas que exponían. Ese siempre es un motivo de alegría, ya que las firmas pueden abrirse nuevos nichos de mercado. Las delegaciones comerciales y prescriptores de Marruecos, Argelia, Túnez, Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Taiwán, junto con los países caribeños, fueron lo mejor de esta edición.

«Hemos conseguido seguir evolucionando el sistema que pusimos en marcha hace ya algunas ediciones haciéndolo más atractivo para las empresas expositoras», manifestó Ortuño. El también regidor subrayó que «para nosotros es vital ir de la mano con las empresas. Lo que siempre es imprescindible es tomar decisiones que estén avaladas por los profesionales del sector del mueble».

Temas

Yecla
 

Fotos

Vídeos