Denuncian coacciones de empleados de una finca de Yecla a un ecologista que hacía fotos

Dos miembros de la plataforma, ayer, con unos plásticos. / a. a.
Dos miembros de la plataforma, ayer, con unos plásticos. / a. a.

«Fue abordado por ocho operarios, que le impidieron el paso fuera de la explotación», critica Salvemos el Arabí

ÁNGEL ALONSO

No querían que les fotografiaran en su lugar de trabajo. La plataforma Salvemos el Arabí denuncia «la intimidación y las amenazas» que sufrió uno de sus miembros cuando tomaba instantáneas de una finca de cultivos intensivos, situada en el paraje de la Umbría del Factor.

Según la plataforma, los hechos se produjeron la pasada semana, cuando un miembro de este colectivo fue abordado por ocho trabajadores de la finca. Al parecer, los empleados cogieron sus coches y rodearon el vehículo en el que viajaba esta persona, «impidiéndole el paso fuera de la explotación agrícola».

Allí, y siempre según Salvemos el Arabí, «se abalanzaron sobre su coche, accediendo al interior del mismo por la puerta del copiloto y le quitaron las llaves. Comenzaron a exigirle que les diera el teléfono móvil, increpándole con intimidación y amenazas, pues lo que pretendían era eliminar las fotografías del teléfono», expresó ayer el portavoz del colectivo, Alejandro Ortuño.

El vecino de Yecla «estuvo retenido en contra de su voluntad durante media hora», mientras se negaba a entregarles el móvil. Sí pudo hacer una llamada de auxilio a otro compañero, «que fue testigo telefónico de los hechos, pidiéndole que avisara de inmediato a la Policía y Guardia Civil», explicó Ortuño. Al final no fue necesaria la presencia policial porque los trabajadores desistieron y el afectado logró marcharse con su coche y su teléfono móvil.

«Las fotografías que tomó pretendían denunciar presuntas irregularidades ambientales en una finca de unas 200 hectáreas de extensión», relató Ortuño. Este colectivo aseguró que allí «se están labrando los plásticos de cultivos anteriores, rompiéndolos con aperos de disco, y enterrándolos con vertedera a unos 50 centímetros de profundidad, incumpliendo la ley de residuos, que obliga a retirarlos y entregarlos a gestores de reciclaje». Estas presuntas irregularidades ya han sido trasladadas a las autoridades medioambientales y Salvemos el Arabí presentará hoy una denuncia ante la Guardia Civil «para que investigue las amenazas a uno de sus miembros».

«No persiguieron a nadie»

'La Verdad' se puso en contacto con la firma que gestiona esa finca. El capataz confirmó que el incidente llegó a oídos de los responsables. «Me ha llegado de los trabajadores que había una persona echándoles fotos, molestándoles cuando estaban haciendo su trabajo. Y le dijeron que borrara las fotos», explica el capataz. «Los empleados no me han contado que fueran persiguiendo en coche a nadie. Si lo hicieron, dejaron de trabajar. Yo les digo que no se puede dejar de trabajar por una persona que echa fotos», aseguró. Respecto a la denuncia de la plataforma sobre la manera que tienen de deshacerse de los plásticos, mezclándolos con la tierra, este responsable señaló que «es biodegradable, desaparece en unos seis o siete meses. Es legal».

Temas

Yecla
 

Fotos

Vídeos