Denuncian el mal uso del agua en producciones que se desechan

Miles de calabacines se amontonan junto a las fincas de agricultura intensiva en la zona del Llano, en la imagen de Salvemos el Arabí. / LV
Miles de calabacines se amontonan junto a las fincas de agricultura intensiva en la zona del Llano, en la imagen de Salvemos el Arabí. / LV

La plataforma Salvemos el Arabí y Comarca critica que la agricultura intensiva «malgasta los recursos hídricos»

ÁNGEL ALONSO

Las plantaciones de cultivos intensivos siguen en el punto de mira de colectivos como la plataforma ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca, desde donde denuncian que «el modelo de agricultura intensiva en Yecla está malgastando los únicos recursos hídricos de los que disponemos. Es decir, el agua subterránea, que se encuentra en estado crítico por la sobreexplotación».

Desde la plataforma denuncian que «entre el 10% y el 50% de las cosechas que anualmente planifican estas industrias no se recogen. Se descartan para su venta y se desperdician. Son brócolis, coliflores, calabacines y lechugas de distintas variedades, que la agricultura intensiva no recolecta por un descenso en el precio que marca el mercado y porque no es rentable en ese momento, por las condiciones del clima o por presentar algunos defectos, como manchas. También porque el tamaño no agrada al consumidor final».

El colectivo se refiere a diversas parcelas en parajes como El Arabí, Ardal, Atalayas, Bohalage, Carche, Umbría del Factor, Hondo del Campo y el Llano, «donde se repite sistemáticamente esta situación». Lamentan que en una parcela de la Umbría del Factor «no han recolectado cerca de un millón de lechugas, cuando han gastado unos 50 millones de litros de agua».

«La mayoría de cosechas se venden al consumidor tal y como está previsto», aseguran los agricultores

Salvemos el Arabí y Comarca se pregunta «por qué a los ciudadanos se les exige que ahorren agua y, sin embargo, se permiten estas prácticas agrícolas. Ya ha pasado medio año desde que presentamos al Ayuntamiento una propuesta de moratoria para regular y limitar este tipo de cultivos, debido a la sobreexplotación de nuestros acuíferos, y no hemos recibido respuesta. Creemos que la mala gestión del agua que hacen estas empresas ha quedado ya más que en evidencia».

«¿Quién tira el dinero?»

Los agricultores de Yecla desmintieron ayer que se estén descartando verduras y hortalizas: «¿Quién tira el dinero? Es absurdo». Según un portavoz de los productores, «la mayoría de las cosechas se venden al consumidor final tal y como está previsto». Añade que «entre un 10% y un 20% de los productos no se pueden vender porque el tamaño no es bueno y tienen imperfecciones. Pero ni las lechugas ni el brócoli se tiran. Se destinan a la industria transformadora, que los vende de otra manera al consumidor. Sí hay una parte muy pequeña que no se recoge, pero se tritura con la máquina en el propio terreno y se utiliza como fertilizante».

Sobre el consumo de agua, sostienen que «en invierno y en primavera hemos utilizado muy poco agua de riego por las lluvias que ha habido».

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos