Los delitos se disparan y colocan a Yecla a la cabeza del país en el aumento de la criminalidad

Un informe de Interior sitúa a la localidad como la ciudad donde más suben las infracciones penales

ÁNGEL ALONSO

Yecla es la ciudad de más de 30.000 habitantes del país donde más se han incrementado las infracciones penales. Los datos del Ministerio del Interior relativos a los primeros cuatro meses del año detallan que el municipio yeclano es el primero en esta clasificación, seguido de La Gomera (Canarias), Mazarrón y la localidad almeriense de Níjar. En la Región, también aumentó la criminalidad en Molina de Segura (un 38,2%), Alcantarilla (29,4%), San Javier (14,5%), Lorca (14,3%), Murcia (8,1%) y Totana (1,8%). Por el contrario, bajó en Torre Pacheco (-23,9%), Cieza (-6,6%), Cartagena (-2,8%), y Águilas (-2,1%). Según esos datos, Yecla registró 237 infracciones penales de enero a marzo de 2019, lo que significa un incremento de más del 74% respecto al mismo periodo del pasado año, cuando se sumaron 137 casos.

Entre los delitos destacan los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, con un incremento del 68,8%, con 27 casos contabilizados. Los robos con fuerza en viviendas sumaron un 50% más de casos denunciados, con 18 contabilizados. Se trata de estadísticas de enero a marzo, con lo cual no se suman los robos registrados durante el mes de diciembre de 2018, que fueron los que causaron alerta entre la población por la ola de asaltos a casas de campo. También destaca el incremento de los hurtos, esto es, la sustracción de algún bien sin utilizar la fuerza por parte del delincuente. De los 16 casos registrados en los primeros cuatro meses del año 2018, se pasó a los 47 a lo largo del presente año.

Los delitos contra la libertad e indemnidad sexual de diferente gravedad han sumado cuatro casos a lo largo de estos meses. Los datos aportados por el Ministerio reflejan, solamente, el aumento de la delincuencia en la localidad, algo que no significa que el municipio tenga una criminalidad superior a la de ciudades de su mismo tamaño. Los datos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad ponen el acento de que Yecla era un «oasis» de baja criminalidad hasta ahora. En los últimos meses ha sido cuando ha empezado a situarse al mismo nivel de delincuencia que localidades de similares características.

Destacan los robos con fuerza en domicilios y en establecimientos con 27 casos, casi un 69% más

Julio, un mes tranquilo

El incremento de la vigilancia ha empezado a dar resultados. En una reunión celebrada hace escasos días en la Delegación del Gobierno, su máximo responsable, Francisco Jiménez, trasladó al alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, que durante el pasado mes de julio no se registraron denuncias por robos en viviendas.

«Ni en las zonas rurales ni el casco urbano tuvieron conocimiento de ningún asalto a las casas. Sin duda, una buena noticia que es fruto del aumento de la vigilancia», expresó el regidor. Sin embargo, los vecinos siguen viendo con preocupación esta situación y el repunte al que hace referencia el Ministerio.