La construcción de una planta fotovoltaica en Yecla levanta otra polémica medioambiental

Imagen de archivo de un huerto solar en la Región. /S. M. Lario / AGM
Imagen de archivo de un huerto solar en la Región. / S. M. Lario / AGM

La Comunidad da luz verde al proyecto, cuyos promotores deberán adecuar un terreno para crear un hábitat para la alondra ricotí, que anida en este paraje

ÁNGEL ALONSO

Vía libre para poner la planta fotovoltaica pero con condiciones. La Dirección General de Medio Natural ha dado autorización para que una empresa construya una planta fotovoltaica en un terreno de unas cinco hectáreas en el paraje de la Herrada del Manco, a unos cinco kilómetros del casco urbano de Yecla. Un lugar de especial interés por la presencia de la alondra ricotí, un ave catalogada como vulnerable.

Según explica el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Yecla, Pedro Romero, que ha tenido acceso a la resolución de la Administración regional, la promotora estará obligada a adecuar un espacio, similar al que se utilizará para las placas solares, para crear un hábitat adecuado para estas aves. «La instalación está condicionada a que la empresa ceda los terrenos. Cada hectárea dedicada a placas solares tendrán que aportar a la Comunidad el mismo espacio para el hábitat de la fauna y flora del lugar», remarcó el concejal.

Además, Romero hizo hincapié en otro detalle que le hace aceptar como buena la resolución de la Dirección General de Medio Natural. «Esa parcela se ve afectada por la futura obra de la autovía A-33 en el tramo que se construirá entre Yecla y Caudete. Dentro de la parcela del huerto solar, una hectárea será expropiada por la futura obra. Por eso no creo que sea tan gravoso», expresó Romero, quien defendió el proyecto presentado porque «las medidas compensatorias son las más extremas que se podían tomar».

Los ecologistas critican la decisión y tildan al Gobierno regional de «azote» de los intereses medioambientales

Por su parte, el director del proyecto, Miguel Ángel Martínez-Aroca, aplaudió que el proyecto en el que están ya involucradas un centenar de familias murcianas tenga los permisos para comenzar. «No voy a entrar en polémica, pero nosotros somos defensores de la especie humana y de cualquier otra especie porque vamos a generar energía limpia. Yecla no consumirá energía nuclear, sino fotovoltaica».

Además, apuntó que los inversores han comprado la finca colindante «de forma voluntaria porque creemos en el sostenimiento del medio natural». El director recordó que «la zona no tiene ninguna medida de protección y que es un proyecto modélico y ejemplar».

La Asociación Naturalista para la Investigación y Defensa del Altiplano (Anida) no está nada de acuerdo con la decisión del Gobierno regional. A juicio de este grupo ecologista, la Administración regional «se convierte en cómplice del infractor, legitimando por la vía de los hechos consumados dicha roturación, lo que denunciamos públicamente», según aseguraron sus responsables.

Además, recordaron que el pasado 16 de abril la Dirección General del Medio Natural propuso esta área concreta como zona de protección en su Plan de Recuperación de Aves Esteparias para la Región. Una propuesta que no tendrá ya ningún valor, pues, en mayo, los promotores roturaron la parcela, convirtiendo un campo de esparto en un solar preparado para la instalación de las placas solares.

Un antecedente en duda

Desde Anida, consideraron «inaceptable que el órgano público responsable de defender los intereses medioambientales se convierta, y no es la primera vez, en su pesadilla y azote. Han velado más por el interés particular que por el interés general y la protección del medio ambiente, como viene siendo ya costumbre». Este grupo ecologista teme que el antecedente pueda poner en riesgo todas las zonas forestales de Yecla, «que quedan a merced de especuladores y oportunistas, a los que poco les importa la naturaleza de los yeclanos». Además, subrayaron que la instalación de fuentes de energía renovables no debe suponer «la destrucción de la cubierta forestal, pues de este modo no hacen sino atentar contra el medio ambiente que con tanta vehemencia se afirma proteger».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos