El Altiplano se queda sin demarcación propia del servicio de turno de oficio

Los abogados de Yecla y Jumilla muestran su desacuerdo con los cambios adoptados por el Colegio de Abogados de Murcia, «con los que se pierde la cercanía»

ÁNGEL ALONSO

Yecla. Los abogados del turno de oficio de la comarca del Altiplano no están de acuerdo con la modificación de las normas que rigen el servicio y que se han tomado sin consultarles por parte del Colegio de Abogados de Murcia. Desde ahora solo hay una demarcación única regional, por lo que aquellas personas que necesiten un abogado de oficio pueden recibir los servicios de un letrado que ejerza a cien kilómetros o más de donde vive su cliente. Puede ser un abogado de Murcia, San Javier o Caravaca el que asista a un cliente en Yecla. «Se pierde la inmediatez y la cercanía con el letrado, situación particularmente perjudicial para las personas más desfavorecidas y vulnerables», resume una de las portavoces de los abogados yeclanos, Magdalena Rico.

En esta localidad hay unos 20 abogados inscritos en el turno de oficio, cifra que en Jumilla apenas llega a la decena. Todos ellos trabajaban hasta ahora con personas que vivían en la comarca y que no tenían recursos para pagarse un abogado.

Esa situación especial se debe a la distancia que hay entre el norte y el resto de la Región. Yecla tuvo su propio Colegio de Abogados en los tiempos en que era sede del partido judicial. Después pasó a formar parte del Colegio de Abogados de Murcia, con el que se negoció un régimen de autonomía del que ha gozado hasta ahora. «Se acordó a través del consenso al que se llegó por parte de los sucesivos decanos, desde el padre del actual decano, pasando por Manuel Martínez Ripoll con los letrados jumillanos y yeclanos», recuerda Rico, que lamenta que eso se haya roto y además sin previo aviso o consenso.

«La distancia no está siendo un problema para la calidad», explica el decano de los letrados

«Gracias a nuestro régimen autónomo hemos posibilitado que el ciudadano no tenga que desplazarse para la entrega de documentación, que la asistencia al detenido se realizara en apenas una hora o que nuestros compañeros adscritos al Servicio de Orientación Jurídica hayan tramitado los expedientes encomendados en un tiempo récord», justifica Rico, quien también recuerda que el ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos son beneficiosos para las arcas públicas. El colectivo de letrados está muy descontento con la decisión tomada desde Murcia y no entiende las motivaciones reales que subyacen detrás de esta «desastrosa decisión», hasta el punto de que no se descarta que más de uno que está inscrito en el turno de oficio deje de pertenecer a él.

Por último, han pedido el respaldo de las fuerzas políticas, sociales e instituciones para que se impida la «total precarización de la Justicia gratuita» y si llega el caso «se proceda a solicitar públicamente la constitución de un Colegio de Abogados independiente para Yecla y Jumilla».

Reunión sin acuerdo

Hace unos días se celebró una reunión entre el decano del Colegio de Abogados de Murcia, Francisco Martínez Escribano, y representantes de los letrados afectados. Pese a que el presidente habla de una «reunión cordial y positiva», no hubo acuerdo ya que se mantienen los cambios a pesar del rechazo de los abogados de la comarca del Altiplano.

Martínez Escribano justifica la decisión de retirar la demarcación de la comarca del Altiplano en que «ha cambiado todo. Han cambiado las infraestructuras, han cambiado las formas en las que queremos desarrollar el turno de oficio y el servicio de orientación jurídica a los ciudadanos. Queremos mejorar la gestión tanto para el cliente como para el abogado», explica el responsable del Colegio de Abogados de Murcia. Asegura que Yecla y Jumilla tenían una gestión diferenciada por la distancia pero «Caravaca no la tiene, y está más lejos que Jumilla de Murcia y no hay ninguna queja en absoluto. El servicio se debe prestar siempre con preferencia a la atención al ciudadano y que se sienta cómodo con el abogado. La distancia no está siendo un problema para la calidad».

Para el decano de los abogados, «es un cambio orientado a mejorar pero si vemos que la atención no es la adecuada habrá que modificar ese cambio», y apunta a que habrá mejoras como que «los expedientes de justicia gratuita se tramitarán por abogados especializados y se desplazarán a cada partido judicial para completar las carpetillas en el mismo lugar de residencia del ciudadano», aclaró Escribano.