Un concejal de Yecla con el acta en China

Salvador Santa, en la imagen, lleva ya una semana en China. / CEDIDA
Salvador Santa, en la imagen, lleva ya una semana en China. / CEDIDA

Salvador Santa trabaja en una universidad del país asiático sin haber renunciado a la Corporación

ÁNGEL ALONSO

Se va para no volver, por lo menos en año y medio. Y se va con el acta de concejal bajo el brazo. «Si alguien del PSOE quiere el acta, que venga a China a por ella». Es Salvador Santa, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Yecla que dejó el grupo socialista unos meses después de las elecciones municipales de 2015. Entonces se montó la gresca política en el seno del PSOE yeclano.

La llegada de una gestora provocó la petición pública de la renuncia a Santa y su compañera Encar Pérez. Y ambos decidieron no hacer caso. Abandonaron a los socialistas y siguieron como concejales no adscritos. Han pasado más de tres años desde entonces y ahora Santa se aleja más de los socialistas, del Ayuntamiento y de la ciudad que le vio nacer. Vive y trabaja en China.

Está en la Universidad de Zhejiang, situada en Hangzhou. A más de 10.000 kilómetros de distancia. Allí desarrolla su labor en el departamento de Estudios Internacionales, en la sección de Español. «Me seleccionaron para una plaza de profesor y me preguntaron si estaba interesado. No pensaba que me iban a elegir pero, para mi sorpresa, sí que lo hicieron», explica desde el país oriental, al que llegó hace una semana.

Hasta allí se ha ido sin renunciar al acta de concejal del Consistorio yeclano que consiguió en las últimas municipales, a las que se presentó como cabeza de lista del PSOE. «No he renunciado. Mi concejalía es irrelevante porque el PP tiene mayoría absoluta en Yecla. Si quedara más mandado o mi posición fuera determinante sí que la hubiera entregado», justifica su decisión. Además, considera que si hubiera dejado el acta, «mientras se comunica a la junta electoral, los trámites y el papeleo, habrían pasado unos tres meses y el nuevo concejal apenas hubiera acudido a un par de plenos».

Detrás de la decisión rezuma la mala relación existente entre los dos exconcejales socialistas y la actual dirección local del partido. «El PSOE no merece que yo le entregue mi acta. Si está muy interesado, que algún responsable coja el avión y venga a China a por mi acta de concejal», asegura con una sonrisa aun sabiendo que su decisión le va a suponer críticas por «abandonar» a los que le votaron en su día. «También es una forma de solidarizarme con mi compañera no adscrita Encar Pérez. Si entrego al acta, a ella se la estarían pidiendo al día siguiente», explica.

«No cobrará»

La decisión de Santa no supone que vaya a seguir cobrando los escasos 200 euros que cada mes percibía de las arcas municipales. Ese dinero correspondía a las asistencias a plenos y a las comisiones a las que asistía.

Desde ahora, sin aparecer por el Consistorio, el concejal no cobra ni un solo euro. «Esta decisión no supone ningún beneficio económico. Mi salario será cero euros. Si hubiera entregado mi acta, el Ayuntamiento de Yecla sí que hubiera tenido que gastar más dinero en el nuevo», comenta sobre el tema.

En el seno del equipo de gobierno la decisión de Santa no ha sorprendido ya que se conoce que las heridas siguen abiertas entre los concejales no adscritos y la dirección socialista. Además, se ha comprobado lo que estipula el reglamento municipal respecto a una ausencia continuada de un concejal. Según fuentes del gobierno, no se puede castigar esa ausencia con la retirada del acta.

El propio Santa habría comprobado este extremo y asegura que «se podría hacer algo a un concejal si pasa más de un año sin ir a los plenos». Algo que en este caso no va a ocurrir ante las elecciones de mayo. «El contrato que tengo es para un año y medio, pero me imagino que estaré unos tres años», apunta Santa.

Temas

Yecla
 

Fotos

Vídeos