El grupo BMN compra la nave de Granfort por 4,2 millones

Imagen aérea de las instalaciones de Granfort en Yecla. :: lv/
Imagen aérea de las instalaciones de Granfort en Yecla. :: lv

Las instalaciones de la empresa de tapizados tienen 40.000 metros cuadrados y unos derechos de ampliación de 200.000

ÁNGEL ALONSO

La nave de la antigua empresa de muebles tapizados Granfort ya tiene nuevo dueño: Banco Mare Nostrum (BMN). El grupo se ha quedado con la propiedad que era el bien más valorado del proceso de liquidación de la sociedad que entró en concurso de acreedores en octubre de 2012, tras anunciar su cierre. Fuentes jurídicas indicaron que BMN, que también era acreedora de la citada empresa, ha pagado 4,2 millones de euros por la operación de compra realizada recientemente.

Las instalaciones tienen menos de 40.000 metros cuadrados y unos derechos de ampliación de unos 200.000 metros cuadrados -uno de los detalles que más valoraban algunos potenciales compradores de la instalación-. Fuentes del sector inmobiliario yeclano aseguraron ayer que el precio pagado por BMN es «económico» ya que el valor de la nave, en el mercado, podría haber alcanzado los 6 millones de euros.

Las mismas fuentes no descartan que el grupo bancario haya hecho la adquisición pensando en el interés de futuros clientes. De hecho, la empresa de muebles tapizados está situada junto a la carretera de Yecla hacía Pinoso y está bien comunicada con la futura autovía A-33, ya que la nave está a solo 5 kilómetros de uno de los enlaces. El tamaño de la empresa y su ubicación podrían atraer el interés de alguna de las grandes empresas de España, para habilitar allí una sede logística.

La operación se ha cerrado contra todo pronóstico, ya que de entre todos los bancos acreedores de la antigua tapicera, en el sector inmobiliario pocos apostaban por la compra de BMN, principalmente, porque está en el punto de mira de posibles fusiones con otras entidades financieras. Granfrot fue la instalación más grande de España para la fabricación de sofás.

Capital riesgo

Corría junio de 2002 cuando se dio a conocer la construcción de la nave industrial más grande que jamás se había realizado en el sector del mueble regional y estatal, pero este gigante estaba en manos de un fondo de capital riesgo, Diana Capital, que necesitó en aquel año una inmensa nave para albergar a unas 300 personas que estaban trabajando para la empresa. Tres años después, en julio de 2005, el entonces consejero de Industria, Francisco Marqués, inauguró las modernas instalaciones. No obstante, una parte del sector auguró que «no eran funcionales» para una empresa del mueble tapizado.

La crisis económica y la mala gestión pasaron por encima de Granfort. A partir del año 2008 sus ventas empezaron a caer hasta reducirse a la mitad. En 2009 su facturación se plantó en 32 millones de euros y al año siguiente se desplomó hasta los 20 millones. En 2011, las deudas ya ascendían a 12 millones y su volumen de negocio era de 15,8 millones de euros. De este pasivo, la mitad correspondía a deuda bancaria por las inversiones realizadas en la propia nave y la maquinaria y la empresa finalmente cerró. BMN será el encargado ahora de buscar nuevos inquilinos a la nave .

 

Fotos

Vídeos