Una vecina de La Paz rocía con combustible y prende fuego a otra con la que había discutido

Familiares de la mujer herida, anoche, en la puerta de Urgencias de La Arrixaca. / guillermo carrión / agm
Familiares de la mujer herida, anoche, en la puerta de Urgencias de La Arrixaca. / guillermo carrión / agm

La víctima ingresó grave en la UCI de La Arrixaca, con el 80% del cuerpo quemado, y su marido también sufrió heridas al tratar de auxiliarla

E. PARTE y ALICIA NEGRE

El murciano barrio de La Paz se convirtió en la tarde de ayer en escenario de una violenta venganza. Una mujer de 33 años fue detenida por la Policía Nacional tras presuntamente prenderle fuego a otra vecina. Según explicaron fuentes del Cuerpo, ambas se conocían y habían mantenido el pasado sábado en un bar una fuerte disputa por motivos que aún están por aclarar.

Tras ese primer enfrentamiento entre las dos mujeres, en la tarde de ayer, la agresora se desplazó hasta uno de los bloques del humilde barrio de La Paz, en la avenida Primero de Mayo, donde reside la víctima. Tras llamar a la puerta y armada, al parecer, con un cuchillo de grandes dimensiones, la roció con un líquido azul inflamable -que podría ser gasolina, pero que aún está pendiente de ser analizado-. Después, según relataron las fuentes, le prendió fuego con un mechero y la mujer se vio rodeada por las llamas. Fruto de ese brutal ataque, la mujer tuvo que ser trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen de la Arrixaca. La víctima, de 38 años, sufre quemaduras en el 80% de su cuerpo y su estado es muy grave.

Según precisaron fuentes de Emergencias, el compañero sentimental de la víctima, de 36 años, también resultó herido, con quemaduras en los brazos, al tratar de ayudarla. Fue evacuado en ambulancia a La Arrixaca. El hijo del matrimonio también tuvo que ser atendido por los equipos sanitarios al sufrir un ataque de ansiedad al percatarse de lo ocurrido.

Tensión en el hospital

La supuesta agresora, tras perpetrar su ataque, huyó, al parecer, de la zona hacia la cercana pedanía de Puente Tocinos, donde agentes de la Policía Nacional la detuvieron poco después. En su huida abandonó en la zona del ataque el cuchillo que esgrimía y un bolso con documentación. La sospechosa también sufrió quemaduras en los brazos y fue trasladada al hospital bajo custodia policial. Pasará previsiblemente a disposición judicial en Murcia en las próximas horas.

Hasta el centro hospitalario de El Palmar se desplazaron familiares, tanto de la víctima como de la agresora, lo que obligó a reforzar la presencia policial en la zona para evitar enfrentamientos. Al cierre de esta edición, en La Arrixaca se vivían momentos de tensión que obligaron a redoblar la vigilancia.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos