En tren y con mucho ruido

La sardina llegó este año desde Bullas acompañada de una charanga que recorrió la Gran Vía; Xuso Jones desató pasiones

M. C. RAMÍREZMURCIA.
Con los brazos en alto de niños y padres fue recibida la sardina desde las tribunas. :: Alfonso Durán/AGM/
Con los brazos en alto de niños y padres fue recibida la sardina desde las tribunas. :: Alfonso Durán/AGM

En tren y con mucho ruido, como solo saben hacerlo los sardineros. Así llegó ayer la sardina a la ciudad de Murcia desde Bullas. Escoltada por una decena de sardineros y, por supuesto, por el Gran Pez, Xuso Jones, que de nuevo tuvo que sortear al fenómeno fan. Al popular cantante murciano le robaron fotos, besos, abrazos y algún que otro achuchón. Chicas de todas las edades se congregaron en el punto de partida solo para ver a su ídolo del momento. Pero todo lo soportó el joven con una gran sonrisa. Casi en volandas y acompañada de una charanga fue conducida la sardina desde el jardín de Santa Isabel, donde hizo su segunda y penúltima parada. La primera fue en la fábrica de Estrella de Levante, en Espinardo, donde directivos de la marca y el alcalde de Bullas, Pedro Chico, recibieron al popular pescado. También estaban aguardando a la comitiva sardinera un grupo de mujeres ataviadas con atuendo romano, como si de personajes de una bacanal se tratara, con túnicas y palos culminados con un racimo de uva.

La Gran Vía estaba abarrotada; y la comitiva hizo reír a muchos. La fiesta sardinera pasó por la plaza Martínez Tornel, donde ya está instalado el catafalco, y llegó hasta el Palacio Almudí. Allí se produjo, sobre las 22.30 horas, la entrega oficial de alcalde a alcalde, de Pedro Chico a Miguel Ángel Cámara. Antes de este acto solemne y oficial, a las 20.30 horas, salió una comitiva sardinera desde la avenida Gutiérrez Mellado y recorrió la Gran Vía hasta el Plano de San Francisco. Tras la entrega, con la que la sardina ya se queda en la ciudad hasta la noche del sábado, cuando es quemada y enterrada, se disparó un castillo de fuegos artificiales.