Cruces de mayo hasta en la Alameda

Nuevos bares se sumarán a una fiesta que dará el relevo a la Semana Santa con la verbena que el día 30 organizarán en la calle Palas los 'resucitados' Once hosteleros ocuparán el bulevar de Francisco de Borja con barras y conciertos

EDUARDO RIBELLESCARTAGENA
El bulevar de la calle Francisco de Borja, solicitado por once establecimientos hosteleros. ::
 A. GIL / AGM/
El bulevar de la calle Francisco de Borja, solicitado por once establecimientos hosteleros. :: A. GIL / AGM

Una gran fiesta de tres días en el bulevar de mil metros cuadrados de la calle Francisco de Borja, organizada por once hosteleros, es la gran novedad lúdica de la celebración de las cruces de mayo en la ciudad a partir del miércoles de la semana que viene, tomando el relevo de la Semana Santa.

El plazo para presentar propuestas al Ayuntamiento concluyó ayer, pero hasta mañana no se sabrá cuáles son autorizadas. Sin embargo, fuentes del sector confirmaron que once negocios han cumplimentado la solicitud para ser la alternativa en el Ensanche a las cruces que habitualmente se instalan en el Casco Antiguo.

«Primero hicimos la consulta de si nos dejaban la parte central de la Alameda de San Antón, entre Reina Victoria y Trafalgar, o bien en la parte que llega hasta el Escudo. Pero nos dijeron que no. Y nos dieron la alternativa de la calle Francisco de Borja», explicó Rafael Ros, de Carrots Café. A la propuesta de este restaurante se han sumado La Vagoneta, Alameda Tapas, La Isleña, Aruba, Pinchos Pardos, La Teja, El Candil, Ánfora, Gas y Manhattan. Son todos negocios que funcionan en la Alameda.

Sus planes son aprovechar todo el bulevar central de esa calle, entre la Alameda y la calle Luis Calandre, junto a la Rambla de Benipila.

Se trata de un área que se habilitó hace siete años durante una reforma de la calle. Inicialmente se pensó en autorizar ese bulevar para la instalación de terrazas. Al final no se consideró oportuno. Ahora, estos locales le darán ese uso, aunque solo sea por tiempo limitado. «Habrá conciertos, nos dejan poner cocina con plancha y tendremos barra con bebida. Sea la hora que sea, si estamos abiertos, tendremos actividad», explicó Ros. También se suman a esta fiesta los nuevos bares montados en las calles Jara y Honda.

Estas novedades de las cruces se verán contrarrestada por una baja entre las organizaciones que tradicionalmente participan en esta fiesta. La Cofradía del Socorro no instalará la suya en la Calle San Miguel. «Lo decidimos en una Junta de Mesa de antes de la Semana Santa. Preferimos destinar los fondos a obras de caridad», explicó el hermano mayor, Manuel Martínez Guillén.

El Socorro no montará

La del Socorro era una de las cruces con más historia. Se montó durante muchos años en el siglo XX. Luego se perdió la costumbre pero fue recuperada antes de que Martínez Guillén asumiera el cargo. «Yo la he mantenido, pero este año hemos decidido suspenderla», añadió.

Tanto los californios, como los marrajos y los resucitados sí montarán las suyas en sus emplazamientos habituales. La cofradía que preside Tomás Martínez Pagán será la más madrugadora y lo hará, si se lo autorizan, dentro de una semana, el mismo día 30 de abril por la noche. «Montamos una infraestructura complicada y cara. Por eso queremos mantenerla cinco días», explicó el hermano mayor. Además de cantar, bailar y tomar rebujitos, los resucitados dispondrán de una barra llamada 'Postre Solidario', cuyos ingresos serán para el Asilo de las Hermanitas de los Pobres.

Entre las cruces tradicionales estarán las del Grupo Folclórico Ciudad de Cartagena de La Palma, que se establecerá en la Plaza Condesa de Peralta, a los pies de la catedral, y la de la Hermandad de Romeros de San Ginés, que se instalará en la Glorieta de San Francisco.