Capitanes Ripoll se hará más tarde por la complejidad del proyecto

E. R. K.CARTAGENA

El plan de obras de la empresa concesionaria del agua, Hidrogea contiene una muy importante: la de la calle Capitanes Ripoll. Su presupuesto, alrededor de 800.000 euros, y el cambio que supondrá para el tráfico y los peatones la convierte en el gran proyecto de 2014 en el casco urbano. Su complejidad y las modificaciones que han llevado a mantener el aparcamiento que hay suponen que no haya todavía un proyecto definitivo, cuatro meses después que fuera anunciado. Su inicio se demorará, pero empezará este año.

La calle perderá el bulevar central, pero los ingenieros tendrán que mantener las plazas para aparcar y, al mismo tiempo, ensanchar las aceras. Además, el plan original incluye una rotonda en el cruce con Carlos III.

La transformación de la Plaza de la Merced en una explanada peatonalizada tendrá que esperar. El hallazgo de lo que podría ser una antigua casa púnica, con vestigios de la guerra con los romanos, y de una calzada y una red de saneamiento de l siglo I antes de Cristo han llevado a aplazar esta actuación. Eso libera alrededor de 300.000 euros del plan de inversiones de la concesionaria, que son los que pueden destinarse a la reforma de Alfonso XII , entre otras obras.

Además, queda por definir una parte del plan de inversiones con cargo al presupuesto municipal de 2014. Hay dos millones de euros disponibles, a los que se unen los 630.000 con cargo al superávit de 2013. Por último, el ahorro en contratos de obras y servicios durante 2012 y 2013 y en el pago de intereses ha generado casi 650.000 euros más. Este dinero engordará el plan de obras en barrios y diputaciones.

La aportación para construir la estación del AVE, la reforma de la travesía de Los Dolores y los arreglos programados en el Camino del Sifón también están dentro en la cartera de proyectos municipales de 2014.