Hallan flotando en Cala Cortina y con lesiones en la cabeza el cuerpo del vecino desaparecido

La autopsia desvelará hoy las causas de las heridas que presenta el cadáver de Diego Pérez Tomás, quien faltaba ya 15 días de Las Seiscientas

G. M. P. CARTAGENA.
Búsqueda por la Policía Nacional de Diego Pérez Tomás. :: Pablo Sánchez/AGM/
Búsqueda por la Policía Nacional de Diego Pérez Tomás. :: Pablo Sánchez/AGM

Quince días después de que su pista se perdiera en la casa de la calle Alcalde Estanislao Rolandi del barrio de Las Seiscientas donde residía, Diego Pérez Tomás, de 43 años, fue encontrado ayer muerto en Cala Cortina. Hacia las once de la mañana, tres jóvenes bañistas vieron su cuerpo flotando en el mar, junto al espigón de una playa urbana donde un buen número de personas disfrutaba de sol en la arena y en la terraza del restaurante.

La tranquilidad de esta mañana de primavera se vio quebrada de forma repentina cuando los chavales paseaban por la orilla. «¡Parece el cuerpo de un hombre!», comentaron a los camareros del bar Mares Bravas, según fuentes del popular establecimiento de hostelería al que acudieron rápidamente para avisar por teléfono a las autoridades.

El dispositivo oficial se activó de manera urgente, y hasta la zona se desplazaron unidades de la Policía Local, Protección Civil y Bomberos. Efectivos de este último servicio municipal sacaron del agua el cuerpo, mientras los responsables del despliegue avisaron a su vez a la Policía Nacional.

Un portavoz de la Comisaría confirmó a 'La Verdad' que a falta de la confirmación oficial por medio de la autopsia los restos mortales corresponden al hombre cuya desaparición denunció primero e hizo pública la semana pasada su familia.

La base para esta afirmación está en la ropa que vestía el fallecido, como un pantalón vaquero, así como la documentación y un teléfono móvil encontrados entre aquélla.

Según fuentes conocedoras del caso señalaron que el cadáver estaba en estado de descomposición y que, en apariencia, presentaba lesiones en la cabeza. El análisis al que será sometido por parte de los especialistas del Instituto de Medicina Legal permitirá determinar si los golpes fueron originados por la agresión con algún arma o por el impacto contra las rocas que hay en toda la costa entre Cartagena y el puerto de Escombreras.

Las fuertes rachas de viento que soplaron ayer en el municipio empujaron hasta la playa el cadáver de un hombre respecto a cuya muerte los forenses al servicio de la Administración de Justicia tratarán de determinar también el día y, si es posible, la hora.

El cuerpo fue trasladado hasta las instalaciones del citado servicio público, ubicado junto al cementerio municipal de Los Remedios, tras la correspondiente autorización del juez de guardia.

Batidas para buscarlo

El hallazgo del cadáver puso fin a la búsqueda iniciada el jueves pasado por policías, miembros de Protección Civil y familiares y amigos en amplios solares al norte de Las Seiscientas, así como en la pinada situada junto a la vía del tren y una zona de cuevas. En el mismo día en que este diario difundió la desaparición de este vecino, su familia recibió decenas de llamadas de diversos lugares de Cartagena de personas que creían haberlo visto con vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos