«El impacto de la obra de Ibn Arabi se puede comparar con el de Santa Teresa de Jesús»

Galardonado con el premio Taryumán, participa en el III Simposio sobre Ibn Arabi que celebra el festival IBAFF a partir del viernes. James Winston Morris Profesor de teología islámica e investigador

ROSA MARTÍNEZMURCIA.
El profesor norteamericano James Winston Morris. ::                             LV/
El profesor norteamericano James Winston Morris. :: LV

Cree James Winston Morris (1949) que Ibn Arabi -el reconocido pensador y poeta sufí nacido en Murcia en 1165- «nos enseña a centrarnos y a descubrir las dimensiones más profundas de la vida». Y cree Winston Morris que conocer y apreciar las obras del sabio musulmán «disuelve misteriosamente las barreras culturales realzando una profunda conciencia del amor, el sufrimiento y la compasión». El investigador, profesor de teología islámica en la universidad Boston College de Massachusetts, en Estados Unidos, viaja el jueves a Murcia para participar en el III Simposio sobre Ibn Arabi que organiza el Centro Cultural Puertas de Castilla y la asociación Mias-Latina (Muhyiddin Ibn Arabi Society-Latina) en el marco del Festival Internacional de Cine Ibn Arabi (IBAFF). Lo hace invitado por Pablo Beneito, coordinador de este encuentro internacional que cumple ya tres años de vida, y con un gran aliciente: recogerá el premio Taryumán -otorgado por el simposio- a su amplia trayectoria investigadora en torno a la figura del pensador andalusí.

«Más que mis escritos y mi esfuerzo pedagógico, este premio es un reconocimiento a la necesidad de entendimiento e intuiciones expresadas en los escritos de Ibn Arabi; y estoy muy contento», dice Winston Morris. No habla español y solo ha estado en Murcia en una ocasión anterior, cuando en 1996 visitó la ciudad -de nuevo invitado por Beneito- para participar en el IV Congreso Internacional sobre Ibn Arabi 'El legado de Ibn Arabi: pensamiento sin fronteras'. Esta vez vendrá acompañado por su esposa -«para ella es su primer viaje a Murcia», matiza- y su intención, cuenta, es «poder participar en todos los eventos de la conferencia y el festival de cine, y al mismo tiempo descubrir, en los pocos días que vamos a estar allí, todo lo que podamos de la ciudad».

Su interés por las ideas que el pensador musulmán divulgó a través de sus escritos en los siglos XII y XIII afloró hace más de cuarenta años, cuando Winston Morris cursaba sus estudios de doctorado en la universidad norteamericana de Harvard: «Me fascinaba la idea de explorar los 'significados' que se transmiten con la música, las artes visuales y la poesía a través de las tradiciones de las diversas civilizaciones; y me interesaba igualmente explorar las realidades espirituales humanas. Me di cuenta de lo útil que resultaría el pensamiento de Ibn Arabi para iluminar ambos intereses de mi vida personal».

¿Qué ha aprendido de él, de su pensamiento? «El impacto de su trabajo -sostiene Winston Morris- se puede comparar con el que tuvieron antiguas figuras espirituales españolas muy influenciadas por la tradición de la espiritualidad islámica, como Santa Teresa de Jesús -de cuyo nacimiento se conmemoran ahora 500 años-, Juan de la Cruz e Ignacio de Loyola». De él y de su legado, añade el profesor de Massachusetts, «no he dejado de aprender nunca». Y destaca: «Su pensamiento ha proporcionado el respaldo y el marco cultural necesario para comunicar las unidades espirituales más profundas del ser humano».

Autor de numerosos artículos y monográficos sobre la figura y la obra de Ibn Arabi, Winston Morris defiende la importancia del pensamiento desarrollado por el místico sufí en el acercamiento de las distintas civilizaciones, y sus escritos, asegura, «aun cuando están deficientemente traducidos, tienen un efecto de gran misterio bastante similar a la experiencia de encontrar a un verdadero santo o 'amigo de Dios'». No obstante, dice Winston Morris, «se requiere un trabajo muy concienzudo y creativo de comunicación y contextualización para presentar sus obras de forma que brinden resultados duraderos». Quizá por ello la obra de Ibn Arabi, afirma el investigador, «a menudo se desconoce; incluso en lugares donde la gente tiene alguna noción de la existencia e importancia de Ibn Arabi».

En este apartado, Winston Morris hace un ejercicio de autocrítica y reconoce que muchas veces «la traducción efectiva es el principal obstáculo para familiarizar a la gente con las ideas del pensador. Aquí, el trabajo de los académicos es particularmente importante para que su obra sea más accesible».

La intervención de Winston Morris en el simposio murciano llevará por título 'La vida es sueño: los misterios del cine divino en Ibn Arabi', y tendrá lugar el sábado a las 18.30 horas. En ella tratará de ejemplificar cómo las ideas del reconocido pensador andalusí «se pueden expresar mejor por medio del cine», y cómo éstas pueden llegar a «un público de todas las edades, clases sociales y culturas». El domingo -10.00 horas- Winston Morris recogerá el premio Taryumán durante la clausura del IBAFF. Winston Morris estará acompañado por el cineasta tunecino Nacer Khemir, quien recibirá el premio Barzaj.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos