El olor y el ruido destapan una plantación de 'maría' en Molina

La Policía Nacional halla en un chalé del Fenazar, que ya fue registrado en otro golpe contra el narcotráfico, 65 plantas de cannabis

LA VERDADMURCIA.
Escopeta de cañón recortado y munición hallada en la casa. :: CNP/
Escopeta de cañón recortado y munición hallada en la casa. :: CNP

El fuerte olor a marihuana y el ruido incesante de los aparatos de extracción de humo acabaron por delatarle. La Policía Nacional ha desmantelado un cultivo clandestino de marihuana que encontraba cobijo en un chalé de la pedanía molinense de El Fenazar. Los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) han incautado 65 plantas de esta droga -con un peso cercano a los 45 kilogramos- en una vivienda, que ya fue objeto de una redada hace unos meses por su presunta vinculación a organizaciones de narcotraficantes. Los agentes han detenido al presunto responsable de este cultivo, un hombre de 48 años y nacionalidad española, al que también se le intervino una escopeta de cañón recortado y diversa munición.

La investigación que ha culminado con este arresto se inició el pasado mes de enero. El fuerte olor a marihuana en la calle Nuestra Señora de los Ángeles de la citada pedanía molinense levantó las sospechas. Unos recelos que, según explicaron fuentes policiales, aumentaron con el ruido constante que emitían los aparatos de extracción de humos que estaban colocados en el domicilio funcionando las 24 horas del día.

Los agentes comprobaron que la vivienda ya se había visto implicada en una investigación anterior. En el registro efectuado se intervinieron 65 plantas de marihuana en estado de floración y pendientes de recolección; diversos útiles y efectos necesarios para el cultivo; una escopeta con cañones recortados y munición de calibre doce, así como una balanza de precisión junto con bolsas para el envasado al vacío. La Policía considera que se trata de un cultivo rotativo, ya que las plantas intervenidas se encontraban en diferentes estados de floración.