Absuelven de falsedad al exalcalde de Campos y al dueño de Trampolín Hills

La Audiencia afirma que no se ha podido probar que se inventaran un papel para evitar algunos trámites ambientales a una urbanización

EFEMURCIA.
El promotor Antonio Martínez y el exalcalde Ricardo Valverde, en enero, en el juicio. ::                             NACHO GARCÍA / AGM/
El promotor Antonio Martínez y el exalcalde Ricardo Valverde, en enero, en el juicio. :: NACHO GARCÍA / AGM

La Audiencia Provincial de Murcia ha absuelto al exalcalde socialista de Campos del Río Ricardo Valverde, al exconcejal de Urbanismo de ese mismo partido Juan Luis Peñalver, y al propietario de la sociedad Trampolín Hills, Antonio Martínez, quienes fueron juzgados en enero por un presunto delito de falsedad documental. Los tres estaban acusados de haberse inventado un documento, que habrían incorporado al expediente sobre una urbanización que Antonio Martínez promovía en Campos del Río y que, según defendía el fiscal, habría servido para agilizar el proyecto y evitarle algunos trámites ambientales.

La sentencia pone de relieve, sin embargo, que no ha quedado demostrado que el papel que dio origen a estas actuaciones, que fueron incoadas tras la denuncia presentada por los concejales del PP, se hubiese falsificado. Afirma la Sala que tanto el Ministerio Público, representado por el fiscal anticorrupción, Juan Pablo Lozano, como la acusación particular sostuvieron que los tres acusados firmaron un documento en septiembre de 2006, aunque, con el supuesto objetivo de evitar un requisito medioambiental, pusieron como fecha la de junio de 2004.

Ese documento fue suscrito dentro del convenio urbanístico suscrito por el Ayuntamiento y Trampolín Hills, que promovía la construcción de miles de viviendas y un campo de golf. Un proyecto que finalmente no salió adelante y cuyo expediente anulado por los tribunales.

Según las acusaciones pública y particular, la falsificación tenía por objeto sortear un cambio introducido en la legislación medioambiental en 2006, que para la viabilidad de proyectos como el presentado por Trampolín Hills exigía que hubiera «un primer acto preparatorio formal» anterior al 21 de junio de 2004.

«No ha quedado debidamente acreditado -advierte la Sala- que el documento fechado el 2 de junio de 2004 se hubiera confeccionado en septiembre de 2006». Y añade que ninguno de los acusados admitió su falsificación, «sin que tampoco se haya practicado una prueba testifical que afirme la generación de ese documento en septiembre de 2006».

Por otro lado, insiste el tribunal, no existe prueba pericial alguna sobre el escrito, cuyo original no se conserva, por lo que ni siquiera por esta vía se ha podido determinar su antigüedad real.

En el juicio, el fiscal pidió para el exalcalde y el exconcejal, que fueron defendidos por el letrado Jaime Peris, cuatro años de prisión para cada uno de ellos, 15 meses de multa a razón de diez euros diarios, y cuatro años de inhabilitación especial para ejercer cualquier empleo o cargo público.

Por lo que se refiere al promotor inmobiliario Antonio Martínez, al que defendió la letrada Sonia Gómez, el Ministerio Público reclamó dos años y seis meses de prisión, quince meses de multa con una cuota diaria de 150 euros, y un año y nueve meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Antonio Martínez sigue imputado en un caso por presunta estafa, que se tramita en la Audiencia Nacional, en el que se investiga el destino de parte de los millones que cientos de clientes adelantaron por las casas que se iban a construir en Campos del Río y que nunca llegaron a hacerse.