El plan de ajuste no permite al Consistorio poner en marcha la 'supercontrata'

I. FRANCO

Diez años es el periodo que deberá esperar el Ayuntamiento de Alcantarilla para poner en marcha nuevos proyectos como el de la 'supercontrata' de servicios. La nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, publicada el pasado 30 de diciembre, así lo indica. El texto prohibe la adquisición, constitución o participación en la constitución de las entidades locales en nuevas figuras legales mientras se encuentre vigente su plan de ajuste.

Esta normativa anula por tanto el proceso de contratación de la empresa Urbaser que ya había iniciado el ayuntamiento durante la segunda convocatoria realizada para proceder a la creación de la nueva entidad mixta con que pretendía gestionar los principales servicios públicos municipales.

El informe dictado por la secretaria general, Maravillas Abadía, ha provocado las reacciones de la oposición. Mientras el grupo socialista e Izquierda Unida han anunciado la presentación de una propuesta para que el ayuntamiento gestione directamente estos servicios, el portavoz de CDL Francisco Álvarez señala que «el concejal de Servicios se ha empeñado en sacar adelante este procedimiento aún a sabiendas de que no era viable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos