El Ucam, en manos de un novato

Marcelo Nicola sustituye a Óscar Quintana tras la humillante derrota del domingo ante el Río Natura Monbus. El argentino dirigió ayer su primer entrenamiento y el club deja claro que no es «una solución de emergencia, estará hasta final de temporada»

JUAN ANTONIO CALVOMURCIA .
Marcelo Nicola dirige su primera sesión como entrenador del Ucam CB Murcia, ayer. :: Foto: V. Vicéns/AGM | Vídeo: D. Zapata/
Marcelo Nicola dirige su primera sesión como entrenador del Ucam CB Murcia, ayer. :: Foto: V. Vicéns/AGM | Vídeo: D. Zapata

Óscar Quintana ya es historia del Ucam CB Murcia. La escandalosa y humillante derrota del domingo ante el Monbus (47-83), la más grave sufrida por el Ucam Murcia en sus distintas denominaciones y el partido en el que menos puntos a favor ha sumado, estaba claro que iba a traer consecuencias. Y no tardaron mucho. En la misma tarde del domingo, horas después de finalizado el partido frente al Río Natura Monbus [ex Obradoiro], ya se hallaba reunido el Consejo de Administración del club para analizar lo sucedido en el Palacio para, si era procedente, tomar las medidas necesarias para enderezar el rumbo.

Los comentarios escuchados a algunos de los integrantes del Consejo de Administración al finalizar el partido, unidos al tremendo disgusto de la mayor parte de los 5.800 espectadores que acudieron en la mañana del domingo al Palacio de los Deportes, no auguraban nada bueno para el futuro deportivo del cántabro Óscar Quintana.

Todo ello se confirmó ayer a primera hora, cuando el Consejo de Administración del Ucam Murcia, formado por José Luis Mendoza padre e hijo, Pablo Rosique, Alejandro Gómez y José Manuel Garrido, hizo público un comunicado oficial con el que se informó de que, «el Comité Directivo del Ucam Murcia CB ha decidido destituir a Óscar Quintana como entrenador del primer equipo. La entidad quiere agradecer al técnico su profesionalidad mostrada durante la estancia al frente del banquillo universitario. Marcelo Nicola, dirigirá al equipo como primer entrenador».

En Madrid

La suerte estaba echaba para Óscar Quintana, al que le comunicaron la destitución por teléfono, ya que ni siquiera se encontraba en Murcia. El preparador cántabro (Torrelavega, 6 de marzo de 1967) se había marchado a Madrid al finalizar el partido en un viaje sin retorno. Cuando se reanudaron los entrenamientos ayer por la tarde en el Palacio de Deportes de Murcia, el 'jefe' ya era el argentino Marcelo Nicola (Rafaela, 12 de mayo de 1971), hasta el domingo segundo entrenador.

No será un parche. Un portavoz del Consejo, cuyos miembros estuvieron decidieron no dar detalles de los motivos de la destitución, respetando la consigna de no hablar hasta que llegue hoy la rueda de prensa de presentación de Nicola, sí dejó claro que «no se trata de un entrenador de emergencia. Nicola será el técnico del equipo hasta que finalice la temporada, a no ser que los resultados aconsejen otra cosa».

Y eso si no siguen tomando decisiones drásticas. Porque en el entorno del club se hablaba de que varios jugadores, «de los que más minutos tenían con Quintana», podrían sufrir también las consecuencia de la humillante derrota del domingo con sanciones económicas que les recordarán la tremenda decepción que sufrieron los casi 6.000 espectadores que con tanta ilusión vieron el partido y el debut en el equipo del recién fichado alero estadounidense Pete Mickleal.

La trayectoria en picado de los últimos partidos jugados por el equipo [solo había ganado uno de los últimos siete, había perdido los cuatro últimos seguidos y ya acumulaba siete derrotas en la Liga] no era un buen augurio precisamente. Pero nunca pudieron sospechar los miles de animosos y entregados espectadores que acudieron al Palacio que la derrota iba a ser tan escandalosa y que el equipo iba a hacer el más espantoso de los ridículos. Los gritos de «fuera Quintana» escuchados masivamente al finalizar el partido por parte de los espectadores que aguantaron hasta el final, ya que muchos se marcharon antes de que concluyera el encuentro, no hacían presagiar nada bueno para el futuro del todavía entrenador del equipo.

El propio Quintana debió barruntar algo similar a lo que al final ha ocurrido puesto que en sus declaraciones admitió que «no me molestan, no me afectan para nada; prefiero que carguen contra mí que no contra los jugadores, pues va en el sueldo, que es lo que se puede decir».

Pero quizás no supo calibrar la intensidad del enfado del Consejo de Administración, que ayer puso fin de un plumazo a casi dos temporadas en el banquillo del Ucam Murcia, que ha resultado más eléctrico que nunca.

Quintana llegó en enero de 2012 para sustituir a Luis Guill y consiguió, como en la pasada, mantener al equipo en la Liga Endesa, algo que ya no podrá hacer en esta campaña porque una derrota tan humillante como abultada le ha alejado del banquillo y le han mandado a la cola del paro.

Hoy, presentación

Aunque ya dirigió la sesión preparatoria de ayer, será hoy cuando Alejandro Gómez, director general del club, oficialice el nombramiento del argentino Marcelo Nicola como primer entrenador del club, abandonando su papel como segundo preparador. Nicola debutará esta próxima jornada en le cancha del CAI Zaragoza [noveno en la clasificación, con ocho victorias, tres más que el Ucam] y lo hará también en la Liga española, donde hasta ahora solo había figurado como segundo entrenador del Ucam Murcia, aunque tiene una amplísima experiencia como jugador. Fue campeón de la Copa del Rey y de la Copa de Europa con el TAU Vitoria, equipo en el que vivió sus mejores años en activo.

Ahora se le presenta la ocasión de asentarse definitivamente como primer entrenador y máximo responsable. Seguirá si logra mantener sin problemas el equipo murciano en la Liga Endesa. Una aventura que se inicia esta misma mañana.

Fotos

Vídeos