El obispo Lorca Planes preside hoy la reapertura al culto de la ermita del Pasico

LOLA GUARDIOLA

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un dispositivo especial para atender la avalancha de feligreses que se espera este sábado para asistir a la reanudación del culto en la ermita de la Virgen del Pasico. Policía Local, guardia civil y protección civil velarán por que toda la ceremonia, que se inicia a las cinco y media de la tarde con una procesión desde el templo del Nuestra Señora del Rosario hasta la propia ermita, transcurra con normalidad. Una vez en el santuario, para que la muchedumbre pueda seguir el oficio, se ha instalado un circuito cerrado de televisión.

Autobuses de toda la región y provincias limítrofes ya han confirmado la asistencia al acto de «reparación» por el robo del sagrario, que presidirá el obispo de la Diócesis, José Manuel Lorca Planes, junto con el alcalde, Daniel García Madrid.

La emita de El Pasico es uno de los santuarios más venerados de la Región. A finales del pasado año, el sagrario del altar fue hurtado. La Guardia Civil maneja como principal hipótesis un acto de gamberrismo. Hasta la fecha, la ermita, punto de peregrinación de fieles de muchos lugares de España, permanecía prácticamente abierta al culto todo el día, sin apenas vigilancia, de ahí que los ladrones, probablemente, sacaran este elemento litúrgico sin problemas.

Desde entonces, lo que sí ha hecho el Obispado el estrechar la vigilancia en el acceso al santuario, para evitar el hurto de la reliquia venerada en su interior, la Virgen del Pasico, según ha confirmado el alcalde.

Hay dos versiones sobre la veneración de este caserío, ambas ligadas a la visión de un minero de La Unión, en el primer tercio del siglo XIX. El Lunes de Pascua es festivo, y muchas familias dedican el día a visitar la ermita.