Acusa al director y a un trabajador de un banco de apropiarse de 550.000 euros

EFELORCA.

Un Juzgado de Instrucción de Lorca ha admitido la querella en la que un empresario A.G. atribuye al director de una oficina bancaria de la localidad y a un empleado haberse apropiado supuestamente de 550.000 euros a través de operaciones de las que no tuvo conocimiento.

Los querellados son P.E., empleado, y G.G., director de una oficina bancaria, que deberán prestar declaración el próximo noviembre. Según la querella, los denunciados hicieron transferencias y disposiciones de la cuenta bancaria de la empresa de la que es titular el querellante «al menos desde hace ocho años, según la información que se ha podido obtener hasta la fecha». Y afirma que si no advirtió antes estas actuaciones supuestamente delictivas fue por la «total confianza» que tenía depositada en P.E.. En el escrito, en el que se atribuye a los querellados los delitos de apropiación indebida y falsedad documental, se afirma que el perjuicio patrimonial causado al querellante «ha sido enorme». Añade qie su empresa se vio necesitada de solicitar financiación mientras que personas ajenas disponían de sus fondos.