El Ayuntamiento se queda con tres mediadores para atender a 10.000 inmigrantes

Servicios Sociales achaca al recorte de las ayudas de otras administraciones la caída en el número de trabajadores municipales

LOLA GUARDIOLA

Torre Pacheco, un ayuntamiento modélico en la contribución a la acción intercultural desde el inicio del fenómeno de la inmigración, se ha quedado con solo tres mediadores para atender a los 10.000 inmigrantes, la mayoría magrebíes, que acoge. La cifra supone un 30% del total de habitantes del municipio, que se sitúa por encima de 35.000. Los dos últimos trabajadores que acaban de ser despedidos han presentado una demanda judicial de readmisión.

Entienden que «no se dan las causas objetivas para proceder a la extinción laboral, ya que las necesidades de atención a inmigrantes continúan vigentes», según aseguraron fuentes de CC OO, que les asesora. A principios de año, los servicios sociales disponían de siete trabajadores «dedicados en su mayoría a la mediación», reconoció entonces el propio Ayuntamiento.

En esta nueva situación, con el fin de atender las necesidades en colegios e institutos del municipio, «se han hecho apaños para que los tres mediadores lo compatibilicen con el resto de labores en el centro de salud, vivienda y asuntos sociales», agregaron las fuentes sindicales. En concreto, apuntan como centros más afectados «los colegios Fontes y San Antonio, el Instituto Luis Manzanares y el colegio rural agrupado de El Jimenado».

Menor financiación

Sobre esta situación, la directora del Instituto de Servicios Sociales, Silvia Fernández, aseguró que el recorte de personal que se está produciendo en su departamento «viene determinado por la menor financiación que se recibe de las otras administraciones». Negó, asimismo, que haya «desatención» del Ayuntamiento en las tareas de mediación e integración de los inmigrantes, «ya que, con estas bajas, lo que se ha hecho es reordenar los recursos materiales y humanos de la mejor manera posible».

Fernández reconoció que las medidas de ajuste de las administraciones están haciendo mella en las actuaciones destinadas a los inmigrantes, si bien subrayó que «la tendencia debe ser a que cada vez ellos mismos sean autosuficientes en gestionar sus propias necesidades sin tener que acudir por sistema a los mediadores».

Paradójicamente, el plan estratégico del municipio de Torre Pacheco, elaborado por la Ucam y presentado en diciembre de 2012, sostiene que los mediadores «son un instrumento fundamental para contribuir a la integración plena en la sociedad de las personas y colectivos de origen extranjero, sobre todo en el contexto actual de grandes desigualdades económicas», Y, por ello, «hay que desarrollar planes formación de inmigrantes y autóctonos como mediadores socioculturales.

Los servicios sociales locales están desbordados para poder hacer frente a las peticiones de ayuda para comida, sostenimiento de menores, pago de alquiler, hipotecas... En el caso de los inmigrantes, son los mediadores los que se ocupan de que sus demandas puedan ser entendidas, no solo por el idioma, sino también por su idiosincrasia cultural.