El proceso contra 31 agentes sigue abierto

El alcalde popular, Lázaro Mellado, recibió ayer su absolución con «gran satisfacción», y, sin hacer alardes, reiteró su «plena confianza en la Justicia». A pesar de los incidentes que se están viviendo esta legislatura entre algunos de los miembros de la Corporación popular y la Policía Local por los recortes de sueldo y decretos para obligarles a cubrir los turnos de las pasadas fiestas de Mayo, desde la Alcaldía defienden que «no hay problemas con la Policía, salvo cuando se producen incidentes de este tipo». Pero lo cierto es que el último encontronazo que está pendiente de ser resuelto entre el regidor y la Policía «sigue abierto», y afecta a 31 agentes por ausentarse presuntamente de los turnos de las fiestas de Mayo. Los policías expedientados se enfrentan a sanciones de empleo y sueldo de hasta 6 años, por faltas graves y muy graves. Cuando la comisión instructora termine de tomarles declaración, los servicios de Abogados y Consultores de Administración Local (Acal) se encargarán de «elaborar un informe jurídico individualizado, de cada agente, antes de tomar una decisión».