Un cortocircuito en unas placas solares calcina la cubierta de Ifepa

El fuego, que no llegó a afectar a la nave, generó una gruesa columna de humo negro visible desde todo el municipio

L. GUARDIOLA A. NEGRE
Gruesa columna de humo negro que se levantaba ayer sobre el recinto ferial de Ifepa a causa del incendio. Foto: Antonio F. Conesa García/
Gruesa columna de humo negro que se levantaba ayer sobre el recinto ferial de Ifepa a causa del incendio. Foto: Antonio F. Conesa García

Un cortocircuito originado en las placas solares que recubren los cerca de 8.000 metros de cubierta del recinto ferial Ifepa fue, según las primeras hipótesis, la causa del espectacular incendio que ayer se originó en este edificio. El fuego, que acabó calcinando todo el techo del recinto pero no afectó a las naves, generó una gruesa columna de humo negro que era visible a varios kilómetros de distancia y que provocó la alarma en el municipio. «Salía un humo muy negro y parecía que estaba ardiendo toda la nave», explicaba Isidro Vivancos, concejal de Seguridad Ciudadana del municipio. «Era espectacular». Según los primeros cálculos, los daños podrían ascender a un millón de euros.

El incendio en Ifepa se originó, poco antes de las dos de la tarde, en el techo de una de las cuatro naves que componen el recinto. Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego se debió a un cortocircuito en el huerto solar que Ifepa tiene instalado en su cubierta de acuerdo a una concesión administrativa a una empresa que lo explota. Las llamas, según fuentes cercanas al caso, afectaron a decenas de estas placas.

Hasta la zona se trasladaron, según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, hasta una quincena de bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento -de los parques del Mar Menor, San Pedro y de Molina de Segura- a bordo de cinco vehículos. En las labores de extinción, en las que se contó con el helicóptero de la Dirección General de Emergencias, también participaron efectivos de Policía Local y Guardia Civil.

«El fuego se fue propagando desde la parte de atrás del edificio hasta delante, donde está el salón de actos, el restaurante...», relataba el edil Vivancos. Una vez en el lugar, los bomberos no tardaron en controlar y extinguir las llamas que, precisó el edil de Seguridad Ciudadana, no llegaron a afectar al interior del recinto. La labor de este equipo se prolongó, sin embargo, varias horas más en las que se realizaron labores de enfriamiento en la zona.

En el momento del fuego, en el recinto se encontraba una empleada de limpieza del restaurante que, sin embargo, pudo abandonar el recinto por su propio pie y no resultó herida. El fuego se saldó, por tanto, con cuantiosos daños materiales pero ninguno personal, algo que ayer agradecía el edil Vivancos.

«Estábamos asustados»

El fuego originado en Ifepa corrió como la pólvora en las redes sociales, en las que no faltaron numerosas imágenes de la gruesa columna de humo y en las que los vecinos dejaron patente su preocupación. Un numeroso grupo de pachequeros optó, también, por trasladarse hasta la propia puerta del recinto para seguir de cerca las labores de extinción. «Estábamos asustados», reconocía Vivancos. «En las redes sociales corrió muy rápido y había muchos vecinos en la zona».

Junto al recinto ferial de Ifepa se encuentra un almacén propiedad del Ayuntamiento que actualmente ha sido cedido para albergar las carrozas que participan en los desfiles de las fiestas patronales, que se celebran en la primera quincena de octubre. Ni este almacén ni las carrozas festeras sufrieron ningún tipo de daño, según recalcó el edil. Una fotografía falsa difundida a través de las redes sociales generó cierta confusión sobre este asunto y levantó la alarma entre los vecinos de Torre Pacheco.

Una vez extinguido el incendio, el recinto tratará ahora de volver a la normalidad lo antes posible. El evento más cercano, la undécima edición del Desembalaje de Antigüedades, está previsto para el próximo viernes y, por el momento, se desconoce si se verá suspendido.