Biprovincialidad, capitalidad, himno...

El PP no es partidario de la doble provincia, pero no cerrará ninguna puerta. Puede haber un trato singular para Cartagena y Lorca en el nuevo Estatuto. La Asamblea rediseñará el mapa institucional de la Región seleccionando decenas de propuestas

MANUEL BUITRAGO MBUITRAGO@LAVERDAD.ESMURCIA.
Celebración del Día de la Región en Jumilla, el año pasado, en el Teatro Vico. ::
                             G. CARRIÓN / AGM/
Celebración del Día de la Región en Jumilla, el año pasado, en el Teatro Vico. :: G. CARRIÓN / AGM

¿Necesita la Región un himno? ¿Cartagena será la capital legislativa y Murcia la administrativa? ¿Habrá una o dos provincias? ¿Cómo será la carta de derechos y deberes de los ciudadanos de la Región? Son propuestas que tendrán que debatir y resolver durante las próximas semanas los grupos parlamentarios de la Asamblea Regional que han entrado en la recta final de la reforma del Estatuto de Autonomía. Los diputados adscritos a esta comisión de trabajo tienen encima de la mesa decenas de iniciativas formuladas en los últimos años por las entidades y organizaciones de toda índole que han comparecido en el Parlamento para perfeccionar la carta magna autonómica, un proceso de debe estar finalizado este año.

El Gobierno regional y el Grupo Parlamentario Popular no se han dado prisa en negociar con la oposición la reforma del Estatuto porque no lo han considerado una prioridad. La mayoría de comunidades autónomas lo ha hecho, estimuladas por la política del Gobierno anterior de aceptar cuanto naciera de los parlamentos autónomos, de tal forma que se incorporaron demandas polémicas relacionadas con la financiación, la cuota de inversiones y el agua que exigen ser satisfechas por parte del Estado.

Fuentes del grupo mayoritario en la Asamblea apuntaron ayer que quieren acometer una reforma estatutaria «con sentido común y austeridad», incorporando solo lo imprescindible y sin cerrar la puerta a otros cambios que se puedan producir posteriormente.

Además del agua y la financiación autonómica, la Comisión parlamentaria entrará a debatir si se mantiene la actual estructura administrativa y política o si se abre un proceso para la biprovincialidad. El Partido Popular no es partidario en estos momentos de que se cree otra provincia en Cartagena, pero no cierra la puerta a esa posibilidad. Sí podría concederse un estatus de singularidad a Cartagena y Lorca. También se discutirá la actual distribución comarcal, que podría variar en lo que respecta a la representatividad y al reparto de inversiones y servicios.

Otras iniciativas presentadas en la Asamblea proponen una diferenciación formal de la capitalidad regional, en el sentido de que Murcia tendría el rango administrativo y Cartagena el legislativo, oficializando lo que para mucho es el actual reparto de papeles. También se estudiará si la Región necesita un himno; una propuesta que se estudió hace más de 20 años en una comisión parlamentaria creada al efecto pero cuyos trabajos no prosperaron.

Derechos y deberes

La cobertura y ayudas a los miembros de las casas regionales asentada en el exterior sí se incluirá en la reforma estatutaria, así como la nueva carta de derechos y deberes específicos de los ciudadanos de la Comunidad, al margen de los que ya recoge la Constitución Española. Hay más de un centenar de propuestas, entre las que se incluyen aquellas que se han incorporado en otras leyes autonómicas.

La reforma del Estatuto no incluirá cambios en la ley Electoral relacionados con el número de circunscripciones y el porcentaje mínimo para obtener representación parlamentaria. Esta modificación, si se lleva a cabo, se hará dentro del propio marco de esta ley.

Fotos

Vídeos