Cristiano ya es eterno en Portugal

CR7 adelanta al legendario Eusebio tras el primer triplete con su selección

EFELISBOA.
Cristiano Ronaldo celebra un gol con su selección el pasado viernes. ::
                             PETER MUHLY / AFP/
Cristiano Ronaldo celebra un gol con su selección el pasado viernes. :: PETER MUHLY / AFP

Cristiano Ronaldo, otrora criticado por sus discretas actuaciones con Portugal, adelantó el viernes al legendario Eusebio da Silva Ferreira como segundo mejor goleador de la historia de la selección, con 43 tantos y se puso a solo cuatro de Pauleta. En su 106 partido internacional, Cristiano Ronaldo se exhibió con su primer 'hat-trick' ante la incómoda Irlanda del Norte después de debutar hace diez años bajo las órdenes de Luiz Filipe Scolari.

Un cabezazo en carrera en un córner lanzado por Joao Moutinho significó la igualada a dos goles, mientras que otro testarazo digno de los mejores delanteros centros concedieron ventaja de los portugueses. Ronaldo cerró la cuenta con duro libre directo y liquidó el encuentro (2-4).

Ovacionado por los escasos aficionados lusos en Belfast por su descomunal despliegue, el capitán Ronaldo, al que sus colegas de selección llaman Cris, se llevó el balón del encuentro como recuerdo de su noche más dulce.

A pesar de estar mermado físicamente, el 'siete' de la selección lusa sostuvo al equipo en los peores momentos. En el minuto 48, Portugal perdía 2-1 y contaba con un jugador menos por la expulsión directa de Hélder Postiga.

Igualados numéricamente por la roja al norirlandés Bruny, el astro de Madeira nunca desistió y fruto de su tenacidad y calidad futbolística sumó tres dianas en diez minutos. «Fue la primera vez que marqué tres goles con la selección. Es especial. Me siento muy feliz. Batir el récord de Eusebio no era mi principal objetivo, pues es el recorrido natural, iba a suceder más pronto o más tarde. Pero es un orgullo», atestiguó finalizado el partido de Belfast.

Disputadas tres Eurocopas (2004,2008 y 2012) y dos Mundiales (2006 y 2010), el canterano del Sporting de Lisboa se estrenó como goleador en la selección en el Europeo del 2004, en la derrota casera en fase de grupos ante Grecia (2-1). Desde entonces ha sumado dobletes, ante equipos como Rusia y Holanda, pero nunca había alcanzado el simbólico 'hat-trick'.

Con 28 años, le distan tan solo cuatro dianas de su próximo objetivo: las 47 redes del ariete Pauleta, exjugador del Salamanca, Deportivo de La Coruña y PSG francés, entre otros.

Aunque sus detractores apuntan que su media goleadora (0,40 tantos por partido) es notablemente inferior a la de Eusebio (0,64), Ronaldo se ganó el viernes un puesto en el Olimpo de su país.

Portugal marcha líder de su grupo, pero no está ni mucho menos clasificada porque tiene a la peligrosa Rusia respirándole a solo dos puntos y un descuido podría apearla del liderato. Así, tras la jornada del viernes, las selecciones que parecen tener más claro su billete para Brasil son las de España, Alemania e Italia, que dieron un paso muy importante para su clasificación con victorias con las que refuerzan el liderato en sus grupos de las eliminatorias europeas, que están ya en la recta final.

Además de los españoles, que superaron 2-0 a Finlandia en Helsinki y aprovecharon el tropiezo de su gran rival, Francia, alemanes e italianos están a un paso tras imponerse a Austria (3-0) y Bulgaria (1-0), respectivamente.

Holanda pudo clasificarse matemáticamente el viernes, pero no lo hizo, tras sufrir para empatar 2-2 en Estonia, mientras que Inglaterra pasa a liderar su llave tras golear 4-0 a Moldavia. Pese a que todo sigue abierto y ninguno tiene el billete seguro en la zona europea, la jerarquía de los grandes parece respetarse. El ejemplo claro es España, campeona del mundo y de Europa, que parece tener cerca el objetivo.

España suma ya 14 puntos, con 4 victorias y 2 empates, y superó el partido teóricamente más complicado que le quedaba por disputar en este fase de clasificación. La Roja dependerá de sí misma en sus dos últimos compromisos, que jugará como local en octubre ante Bielorrusia y Georgia.

«Son tres puntos importantes, es lo que importante, pero fue un partido difícil. Ellos jugaron muy juntos, muy parapetados atrás. Nosotros teníamos que atacar en un espacio muy reducido», explicó el seleccionador Vicente del Bosque.

En el caso de Alemania, su triunfo 3-0 sobre Austria en Múnich hace que la 'Mannschaft' sume 19 puntos y aventaje en cinco a Suecia, cuando solo quedan tres encuentros por disputar. El veterano Miroslav Klose abrió el marcador en la primera parte (33) y sentenciaron en el segundo periodo los centrocampistas del Bayern Toni Kroos (51) y Thomas Müller (88).

Klose iguala a Müller

Con el gol marcado el viernes, Klose logró su 68º tanto con la selección alemana, igualando el récord del legendario Gerd Müller.

Italia, por su parte, ganó 1-0 a Bulgaria con gol de Alberto Gilardino y amplió a siete su ventaja sobre su rival de la noche, segundo. Si gana el martes a los checos, la 'Nazionale' estará en Brasil 2014. «Todavía no estamos clasificados, tenemos que ganar el martes y recuperar fuerzas para lograrlo. Mientras no sea matemáticamente, no hay nada conseguido», avisó el seleccionador Cesare Prandelli tras el triunfo.

Inglaterra tendrá que luchar hasta el último día, pero se puso líder tras golear 4-0 a Moldavia y el empate 1-1 de Montenegro en Polonia. Está igualada a 15 puntos con los montenegrinos, aunque los británicos tienen un partido disputado menos.

Los holandeses, subcampeones del mundo, llevaban ganados 14 partidos seguidos en las eliminatorias mundialistas, pero cortaron en Estonia la racha, pese a abrir el marcador con un gol de Arjen Robben nada más iniciarse el partido.

Pero los estonios dieron la vuelta al marcador con dos golazos de Konstantin Vassiljev (18 y 57) y finalmente Robin Van Persie salvó los muebles para Holanda al marcar de penal en el descuento.

El viernes se confirmó, eso sí, la ausencia de una gran estrella en Brasil: Gales quedó ya sin opciones y con ella Gareth Bale, el flamante nuevo jugador del Real Madrid, que siguió como suplente por su baja forma física la derrota de su equipo en Macedonia (2-1).