La magia de 'Chuti' Molina

El director deportivo grana ha elaborado una plantilla con menos de dos millones de euros, el presupuesto más austero de la 'era Samper'

J.O.MURCIA .
La magia de 'Chuti' Molina

La plantilla del Real Murcia 2013-2014 es cien por cien de 'Chuti' Molina. Por primera vez desde su llegada, el director deportivo albaceteño ha elaborado totalmente por su cuenta y riesgo un equipo concebido para no pasar apuros, aunque atosigado por el peso de la historia del escudo grana que le obliga a mirar en Segunda para arriba, aunque no cuente con la mejor materia prima para ello. José Luis Molina ha contado con uno de los presupuestos más austeros de la 'era Samper', digno de un club de la parte baja de la tabla, con menos de dos millones, lejos de los cuatro de la pasada temporada y a una distancia abismal de los presupuestos muy superiores a los diez millones de euros que manejaron Juan Antonio Samper, García Franco, ex director deportivo grana, y Lucas Alcaraz, en la década pasada, para acometer el salto de categoría.

El actual director deportivo del Real Murcia ha conseguido firmar a jugadores con fichas cercanas a los 50.000 euros y solo contó, en la última jornada del mercado de fichajes del pasado lunes, con 60.000 euros para reforzar varias posiciones. Por eso jugadores como Powel, Rubén Suárez y Mejía, entre otros, dejaron pasar de largo la oferta grana. En las últimas 24 horas Velázquez y Molina trazaron un plan y una lista de preferencias para reforzar la delantera, aunque sin quitarle ojo a posibles 'chollos' del mercado para reforzar también el centro del campo y la defensa.

Finalmente, la nueva plantilla grana queda con 21 fichas y con cuatro puestos vacantes que podrá ocupar si es necesario en el mercado invernal o con algún jugador inscrito en la lista del paro. Eso sí, canteranos como Javi Saura, centrocampista, Miguel Guirao, extremo, y Simón Ballester, portero, podrán aparecer por la Nueva Condomina si Julio Velázquez lo precisa.

Equilibrio y polivalencia

El equilibrio, la versatilidad y la polivalencia son las tres notas principales del equipo diseñado por 'Chuti' Molina en connivencia con Julio Velázquez, aunque también aderezadas con propuestas arriesgadas que demuestran valentía y descaro. Y es que, por ejemplo, aunque el equipo grana ha firmado al experimentado Casto para la portería, ha dejado como única alternativa al canterano Fernando, sin experiencia en Segunda, pero con dotes para triunfar en el mundo del fútbol. En defensa, Velázquez contará con ocho piezas y con dos jugadores por posición. Para el lateral derecho, Molinero compartirá posición con Albiol o incluso Truyols, mientras que Velázquez cuenta con Álex Martínez y Dani Bautista en el lateral izquierdo.

Los cuatro jugadores que actuarán como centrales son Dos Santos, Alcalá, Óscar Sánchez y Truyols, el más polivalente de todos los defensores. Eso sí, en el centro de la zaga, los planes de Molina y Velázquez eran otros. Y es que en principio el Real Murcia buscaba un lateral del corte de Tagliafico para compartir posición con Óscar. El cambio se produjo una vez que Molina no encontró un central de garantías a buen precio en el mercado, recibió el 'no' de Álvaro Mejía y decidió pasar a Óscar al centro de la zaga para acompañar a Dos Santos y firmar a Dani Bautista. De hecho, antes de utilizar a Óscar como central, los planes primitivos eran colocar a Dos Santos de central zurdo, posición en la que se desenvolvió en la pretemporada y motivo por el cual el argentino no se encuentra ahora del todo adaptado y desenvuelto a la zona derecha de la defensa del Real Murcia.

En cuanto al centro del campo, Velázquez dispondrá de cuatro pivotes y tres extremos. La idea es clara: Toribio y Acciari son los encargados de destruir el juego de los rivales en la zona de creación, mientras que Albert Dorca y Eddy, aunque también se muestran expeditivos, son además los encargados de intentar elaborar el juego ofensivo del Murcia.

De momento, Velázquez solo ha utilizado un dibujo marcado por la presencia de Eddy en la media punta y encargándose con la conexión con el centro del campo, protegido por Dorca y Acciari. La principal variación del nuevo Real Murcia respecto a la pasada campaña es que cuenta con desborde en las bandas y con una tendencia natural a que el juego grana mire a las bandas, mientras que la pasada campaña el equipo grana parecía un embudo, con jugadores como Nico Martínez, Jonatan Gómez, Emilio y Matilla, siempre intentando entrar por el centro. Tete y Wellington tienen descaro y uno contra uno, mientras que Saúl Berjón, con la llegada de Malonga y condicionado por el sistema 4-2-3-1, está más cerca de la banda que del centro. La relevancia del asturiano es grande, ya que es el principal encargado de ejecutar los jugadas de estrategia.

Más pólvora

Arriba, el nuevo Real Murcia cuenta con el mayor arsenal ofensivo de las últimas temporadas, desde la delantera que formaron Iván Alonso, Antoñito, Aranda, Tato y hasta Noel Williams y que consiguió el ascenso a Primera en la campaña 2006-2007. Con la llegada de Dominique Malonga, Velázquez contará con dos jugadores por cada una de las dos posiciones del ataque. Mientras que Malonga e Iván Moreno pueden actuar en la media punta y son jugadores acostumbrados a moverse por detrás de un delantero centro, Kike García y Sergio León son dos puntas más 'clásicos', sobre todo, el jugador cedido por el Elche.

Kike, acostumbrado a elaborarse él mismo los goles, ya cuenta con alternativas reales en el ataque. Eso sí, si Julio Velázquez sigue utilizando el mismo sistema empleado hasta ahora, con Eddy por delante de la pareja de pivotes, solo cabrá uno de estos cuatro delanteros en el once inicial, ya que el canterano es el que ejerce la función de enganche.

Si el entrenador del Real Murcia se decanta por un 4-4-2, podría jugar con un centro del campo con dos pivotes, uno defensivo y otro ofensivo, dos extremos y dos delanteros de los cuatro de los que ya dispone el Real Murcia.

Fotos

Vídeos