El Consistorio prorroga el presupuesto pese a que elaboró otro hace 7 meses

Las cuentas con las que ha estado trabajando corresponden al año 2012, cuando hubo un remanente de más de 900.000 euros

ÁNGEL ALONSO
El alcalde de Yecla, Marcos Ortuño. :: A. Alonso/
El alcalde de Yecla, Marcos Ortuño. :: A. Alonso

No habrá cuentas nuevas en el Consistorio yeclano en este 2013. Así lo ha decidido la Corporación municipal del Partido Popular, que ha estado siete meses con las nuevas cuentas elaboradas, pero sin llevarlas al Pleno para su debate y su posterior aprobación, gracias a la mayoría absoluta que disfruta.

El razonamiento del alcalde, Marcos Ortuño, para explicar la causa de esta retirada de las nuevas cuentas, es la relación de puestos de trabajo del Consistorio, que está en plena discusión y sin acuerdo con los sindicatos. Ese concepto y su partida económica, asegura el regidor, «modificaría las cuentas previstas», por lo que ha decidido no dar el paso de aprobarlas.

El presupuesto de este 2013, que fue anunciado en el mes de febrero por el Gobierno municipal, ascendía a 25.300.000 euros. Esto suponía una reducción de unos 600.000 euros respecto a las cuentas de 2012.

Una de las partidas estrella del proyecto frustrado de presupuestos para este año eran los 400.000 euros que iban a destinarse a planes de empleo municipales, que ahora se quedan en el aire. «Hemos aplicado ya 160.000 euros en el primer plan y podemos acudir a créditos extraordinarios para otros planes de empleo», aseguró Ortuño, aunque parece complicado que lo lleve a cabo en lo que resta de año.

Lo cierto es que las cuentas con las que trabajaba el Gobierno municipal corresponden al año 2012, cuando tuvieron un remanente de tesorería positivo de más de 900.000 euros. Esa puede ser una razón no explicada para entender la prorroga junto a la posibilidad de realizar créditos extraordinarios para las partidas que el Consistorio decida conveniente, en cada momento, ante el descenso de la recaudación provocada por la crisis.

El Pleno celebrado ayer en el Consistorio yeclano dio por iniciado el nuevo curso político. Y es que el propio alcalde se ha fijado, como prioritarias para los próximos meses, las políticas de empleo e infraestructuras, además de la puesta en marchar del nuevo Plan General de Ordenación Urbana, que lleva más de una década de tropiezos y dificultades.

Con respecto al Plan, Ortuño quiso ser cauto, pero aseguró que «los trabajos de los técnicos están en su fase final».