Piden a Cámara que aparte de sus cargos al presidente de la Junta de Hacendados

El socialista José Zapata solicita revisar la ayuda de 150.000 euros que da el Ayuntamiento para practicar entubamientos

M. M. G.MURCIA.

El Grupo Socialista exigió ayer el cese inmediato del pedáneo de Santa Cruz, Sigifredo Hernández, por permitir el entubamiento de la acequia Pitarque como presidente de la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia. El concejal del Grupo Socialista va a solicitar que se revise la subvención de 150.000 euros que recibe la Junta de Hacendados por parte del Ayuntamiento tras el destrozo que se ha cometido en este paraje de la huerta en El Esparragal.

El concejal socialista José Zapata condenó ayer estas obras ilegales y consideró «un absoluto disparate» que una entidad concebida para administrar y proteger la Huerta «se salte a la torera las normas que dicta la Concejalía de Urbanismo para arrasar de madrugada uno de los lugares más singulares de la Huerta, uno de los pocos donde se conserva la vegetación de bosque de ribera». Zapata recordó que la gestión de Sigifredo Hernández en la Junta de Hacendados es «un auténtico desastre». «Está más al servicio de intereses privados que de proteger la Huerta, y sirven como ejemplos también el estropicio que consintió en el Canal de Torres, entre Era Alta y San Ginés, entubando una acequia de manera tan chapucera que los vecinos cercanos temen que se inunden sus casas con una crecida de agua», denuncia.

Zapata reclama asimismo a la Concejalía de Obras y Servicios una auditoría de la subvención que recibe la Junta de Hacendados para el mantenimiento de las acequias.

IU-V: «Pasividad del alcalde»

La protavoz de IU-Verdes, Esther Herguedas, cree que el alcalde Cámara, «con su pasividad, sigue respaldando las decisiones ilegales de Sigifredo Hernández». «Ya es hora de que el alcalde haga algo en relación con las actuaciones de esta persona que acumula actuaciones irregulares y denuncias penales», afirmó Herguedas, quien señaló que el caso del entubamiento sin licencia de la acequia Pitarque no es un hecho aislado, «sino un modo muy habitual de operar desde la Junta».