Un gestor de fincas denuncia al Colegio Oficial de Murcia por «pactar precios»

A. LÓPEZCARTAGENA.

El gestor de fincas cartagenero Francisco Garzón ha denunciado al Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Murcia, organismo que aglutina a los profesionales del sector, por «pactar los precios de los servicios» con el fin de «cobrar elevadas cantidades a las comunidades de propietarios de la Región. Con ello, afirma, «se intenta restringir la libertad de mercado».

La denuncia ha sido interpuesta ante en el Consejo General de Administradores de Fincas de España, organismo que aglutina a todos los colegios oficiales. Francisco Garzón, de Garpe Administradores de Fincas, no ve ético fijar unos mínimos los precios, «como ha hecho el colegio oficial, porque va contra la Ley de Defensa de la Competencia, que prohibe cualquier acuerdo colectivo como éste».

En el escrito de denuncia se explicita que el colegio de Murcia envió a sus socios una circular en la que informaba de que se había realizado un estudio de costes, en el que se establecían los honorarios mínimos que un profesional del sector debía cobrar por su trabajo. Incluso se especifica que este organismo fijó como «competencia desleal otras cifras sensiblemente más bajas que las que determinó dicho estudio».Garzón critica esta práctica, porque limita el trabajo de muchos profesionales.