Padres e hijos recogen cinco kilos de colillas de la Cala del Pino

La iniciativa de educación ambiental de '#vivirenlamanga' se repetirá cada domingo por la costa del Mar Menor

A. SALAS
El grupo de voluntarios posa tras finalizar la limpieza. ::                             A. SALAS/
El grupo de voluntarios posa tras finalizar la limpieza. :: A. SALAS

Cansados de que muchos bañistas utilicen la arena como cenicero gigante, un grupo de padres e hijos de La Manga ha emprendido una campaña de concienciación y limpieza de playas. El colectivo '#vivirenlamanga', que moviliza a los vecinos y turistas a través de las redes sociales para encuentros ambientales y sociales, ha plantado cara a los bañistas más descuidados. Unas cuantas familias se pusieron el traje de faena y, con guantes y gorras, dedicaron su mañana de domingo a dejar la Cala del Pino como una patena. Solo de esta pequeña playa, de ambiente familiar, recogieron cinco kilos de desperdicios, sobre todo colillas.

El colectivo '#vivirenlamanga¡ pretende con esta iniciativa contribuir a la conservación de los recursos turísticos y ambientales, pero también reforzar la educación ecológica de los más pequeños y llamar la atención de los turistas sobre la necesidad de no utilizar la playa como basurero. Cada domingo de las próximas semanas se dedicarán a limpiar una playa diferente del entorno de La Manga. El próximo, 18 de agosto, la cita será en la playa de la terraza ZM. La cita, que ha contado con el patrocinio de algunas empresas de la zona, será a las 10.30 horas. Los organizadores aportan guantes y bolsas para recoger los residuos, además de algunas sorpresas para los más pequeños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos