Herido un menor de edad al golpearle en la cabeza un contenedor que un tornado lanzó por los aires

El chico estaba de recogepelotas en un partido de fútbol en La Hoya, que tuvo que ser suspendido

ISABEL MATEO
Una unidad de bomberos atiende los desperfectos de la caída de ramas que también provocó el tornado. ::                             I. M./
Una unidad de bomberos atiende los desperfectos de la caída de ramas que también provocó el tornado. :: I. M.

Un pequeño tornado fue el causante del desprendimiento de una caseta metálica del campo municipal La Hoya, que golpeó a un menor de edad cuando se encontraba de recogepelotas en el partido de pretemporada que se disputaba entre el Jumilla y el Pinoso. La fuerte ventisca de polvo, acompañada de una lluvia fina, se originó cerca de las nueve de la noche y apenas duró unos segundos. Provocó que un contenedor metálico de grandes dimensiones, que se encontraba justo detrás de una de las porterías, volara junto a una colchoneta de atletismo y cayera a la pista, donde se encontraba el joven para recoger los balones del partido, golpeándole en la cabeza.

En el lugar se encontraba una patrulla de la Guardia Civil, que solicitó urgentemente medios sanitarios, que encontraron al chico inconsciente a consecuencia del golpe. Hasta el campo de fútbol se desplazaron una unidad móvil de emergencia del Servicio Murciano de Salud y bomberos del Parque de Jumilla, además de agentes de la Policía Local.

El golpe en la cabeza le causó un traumatismo craneoencefálico, que en un principio no revestía gravedad. La ambulancia trasladó al joven herido, ya consciente, al Hospital Virgen del Castillo de Yecla para realizarle una exploración.

Además, el tornado provocó la actuación de los bomberos, que trabajaron durante horas en la retirada de un cartel publicitario que se encontraba en la puerta del polideportivo, que causó daños a un vehículo estacionado. Atendieron la caída de ramas en la pista de tenis del centro deportivo y en calles como avenida de la Asunción y la caída de un árbol en las instalaciones de la Cruz Roja, ubicada en avenida de la Libertad.