Campillo y Salzillo, bajo el mismo techo

La sala temporal del museo acoge la primera exposición de la Fundación, con veintiséis esculturas en madera del artista de la Era Alta

M. J. MONTESINOSMURCIA.
En primer plano, una Sagrada Familia de Campillo, en madera policromada, que forma parte de la exposición del Museo Salzillo. :: G. Carrión / AGM/
En primer plano, una Sagrada Familia de Campillo, en madera policromada, que forma parte de la exposición del Museo Salzillo. :: G. Carrión / AGM

«El visitante podrá contemplar y comparar la obra del mejor imaginero religioso del siglo XVIII, Francisco Salzillo, con la obra de otro gran escultor del siglo XX, Antonio Campillo (1926-2009), y ver cómo ha evolucionado la escultura religiosa». Así de satisfecho se mostraba ayer Antonio Gómez Fayrén, presidente de la Comisión Ejecutiva del Museo Salzillo tras la apertura al público en la sala de exposiciones temporales de la primera exposición de la Fundación Campillo.

El pasado 11 de junio, los presidentes de la Comisión Ejecutiva del Museo Salzillo y del Patronato de la Fundación Campillo, Antonio Gómez Fayrén y Clemente García, respectivamente, firmaron un convenio de colaboración en presencia del presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, que ostenta la presidencia del Patronato de ambas instituciones. El convenio, con dos años de vigencia, permitirá que la Fundación Campillo tenga un espacio donde exponer la obra del artista de la Era Alta, uno de los máximos exponentes de la escultura murciana y española del siglo XX. Del mismo modo, el Museo Salzillo se asegura el uso de una sala de exposiciones temporales a la que, por falta de medios, no podía atender como le correspondía.

En principio, estaba previsto que el presidente Valcárcel hubiera inaugurado oficialmente la exposición el pasado viernes, pero el desgraciado accidente ferroviario de Galicia, y los tres días de luto, obligaron a suspender el evento. «Ha sido el propio presidente -explicaba ayer Gómez Fayrén a 'La Verdad'- el que nos animó a abrir al público la sala de exposiciones temporal para que los turistas puedan visitarla este verano. Más adelante, en septiembre, se hará la inauguración oficial».

Esta primera exposición temporal, dado que las obras irán rotando de forma continuada, está dedicada a la obra en madera realizada por Antonio Campillo, unas veintiséis esculturas casi en su totalidad de temática religiosa, pero en la que también se encuentran presentes otros géneros como maternidades y sus carismáticas figuras femeninas, alguna en bicicleta. Por si alguien se escandaliza porque bajo el mismo techo va a estar la obra religiosa de Salzillo y algunas figuras desnudas de Campillo, Gómez Fayrén aclara que «la obra de Campillo ocupa un espacio separado, en el sótano, en la sala de exposiciones temporales». Ésta ha sido diseñada por el creativo y fotógrafo José Luis Montero, coordinada por el gerente del museo, Germán Cantero, y en ella ha colaborado la empresa Expomed.

La muestra también consta de diez dibujos, así como de los honores y distinciones recibidos, en especial sus dos premios Salzillo, que vienen a ilustrar la biografía del escultor murciano.

Al acto de apertura asistieron el presidente de la fundación Campillo, Clemente García; el alcalde, Miguel Ángel Cámara; el concejal de Cultura, Rafael Gómez; el rector de la UMU, José Antonio Cobacho; el presidente de la Audiencia, Andrés Pacheco; el director de la Academia de Bellas Artes, Francisco Marín; las doctoras Francisca del Baño y María Teresa Marín, directora del museo y Juan Pérez Ferra, legatario de la obra del escultor, que ha aportado su asesoramiento a la exposición.