Folk, cerveza y michirones en La Palma

Esther Prieto, Almudena Chicote, Chon Bados, Mati Morata y María García. :: José María/
Esther Prieto, Almudena Chicote, Chon Bados, Mati Morata y María García. :: José María

Un referente a nivel nacional. Eso es lo que pretenden crear los habitantes de La Palma con la organización, cada mes de julio, del Festival Nacional de Folclore, que cumple su XXI edición con un merecido éxito. Como colofón a una semana de fiestas, el pasado viernes se celebró en el Palmeral de las casas Grandes un gran concierto de folk.

Fue la gran noche de la música de raíces, amenizada por el grupo Acetre folk Bilingüe, de Extremadura, que hizo las delicias de un público entregado que disfrutó del concierto y de la paz y la tranquilidad que se respira en el Palmeral, recinto de las fiestas. Fue una noche mágica, no solo por la calidad de la música sino también por el ambiente de cordialidad que siempre reina en la localidad.

Acudieron personas llegadas de todos los puntos de la Región, acostumbradas cada año a acercarse al Palmeral a disfrutar del folklore más arraigado. Es el caso de Miguel Párraga, Miguel Cegarra y la escritora Mati Morata, afincada en Murcia, que llegó acompañada por Chon Bados con la intención de pasar «una buena velada». Ambas compartieron mesa con amigos como Raquel Martínez, Belén Lescure, Almudena Chicote, Mercedes Díaz Lacalle, Esther Prieto, Miquel Cañivano, Francisco López Motilla y Gonzalo Abad.

El presidente de la Junta Vecinal de La Palma, Pedro Obradors, charlaba con José López, José Miguel Martínez Fortún, Cari Sánchez, Pedro Méndez y el escultor Fernando Sáenz de Elorrieta y su mujer, Juana Román. Con ellos estaba el presidente del grupo folklórico de La Palma, Pedro Gómez.

Exultante, Gómez explicaba a los presentes que la filosofía del festival es la de ser un referente a nivel nacional mediante lo más selecto de la música folk hispano-lusa. Para ello, el grupo trabaja todo el año de forma desinteresada. «Es una satisfacción ver aquí congregadas a más de 2.000 personas disfrutando de todo el esfuerzo y la ilusión que ponemos en la organización de este festival», señalaba.

Disfrutando de la exposición de fotografía alusiva al tema de este año, 'Instrumentos musicales del sureste', se encontraban visitantes como Mari Carmen Velázquez, Manuel Sánchez, Ramón Pérez, José el Molinero y la presidenta de la asociación de bandas y gaiteros Tabaire, Laura Ferrer. «Lo que se hace en este pueblo por la cultura y el folklore es de una gran valía», expresaron.

No faltaron los concejales Antonio Calderón e Isaías Camarzana, acompañados por Fina Luquín, María García y el pintor Pedro Diego Pérez Casanova, todo un lujo para el pueblo y autor, como cada edición, del cartel de las fiestas.

No faltó a la cita el rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, José Antonio Franco, que destacaba la extraordinaria colaboración entre el pueblo y la institución. «La finca Tomás Ferro es explotada por la UPCT pero durante las fiestas nos la ceden sin problemas, ya que antes de que ellos llegaran la utilizábamos nosotros», explicaba Gómez.

María Eugenia Martínez, Ángel Martos, Begoña Martínez, Raquel Gómez, José Díaz, María Dolores Catalán, Javier Valverde, María José Florenciano, María Dolores de Miguel, Roberto Martínez, José Antonio Díez, Erasmo López, Florita Casanova, Pedro Vivancos, José Manuel Escarabajal y Vita Hernández se congregaron en la barra con una cerveza fresca y unos michirones.

Acabada la velada todos alababan «la gran calidad» del concierto», como explicaron Felipe Cervantes, Paco García, José Andrés García Otón, Ginés Jorquera, Celia Galindo, José Bernal, Joaquín Sánchez y Loli Vives.

Fotos

Vídeos