Más emoción que fútbol en El Pitín (0-0)

El Mar Menor deja la eliminatoria abierta y buscará el ascenso en el campo del Laudio

JAVIER LÓPEZ ROSSAN JAVIER.
Una acción del encuentro jugado ayer entre el Mar Menor y el Laudio. ::  Rafa Francés / AGM/
Una acción del encuentro jugado ayer entre el Mar Menor y el Laudio. :: Rafa Francés / AGM

Partido de ida de la eliminatoria definitiva para ascender a la Segunda B, que terminó con un empate a cero que puede considerarse justo, aunque fue el Mar Menor el que dispuso de las ocasiones más claras.

El choque se caracterizó por una igualdad enorme entre los dos cuadros. Aunque con estilos totalmente diferentes en su andadura por la liga, que no ayer, ambos demostraron que forman dos onces de un potencial muy parecido. Prueba de ello es que desde el comienzo el respeto mutuo fue máximo, y ambos entrenadores tuvieron como preocupación principal no encajar goles, dejando para posibles acciones aisladas el marcar algún tanto. Al final, el empate a cero fue inevitable y deja las espadas en todo lo alto para el encuentro de vuelta en LLodio.

Aun así, se vio un partido interesante por lo mucho que se jugaban ambos, pero muy poco vistoso por juego y ocasiones, ya que ni lo uno ni lo otro abundó a lo largo de los 90 minutos. En toda la primera parte hubo una ocasión visitante, salvada por una gran intervención de Miguel Serna, que desvió el involuntario cabezazo de un compañero. Hubo también dos oportunidades de los locales: un disparo de Sánchez tras un servicio de Emilio Rodríguez, que detuvo José Carlos, y un acrobático remate de Aridane, que se marchó fuera.

En la segunda, las cosas cambiaron un poco y los marmenorenses apretaron más, aunque sufrieron el infortunio de la lesión de Antonio, tema problemático por los defensas que no estaban disponibles. Esto hizo que fuese Rivera, un centrocampista, el hombre que saltase al campo para jugar, por cierto, unos buenos minutos.

Pese a todo en esta fase el equipo local dispuso de tres ocasiones que pudieron darle el partido, como un remate alto de Ridane, un disparo cruzado de Álvaro, que se marchó fuera por muy poco, y un gran disparo de Juanma que detuvo el meta visitante. Por su parte, los visitantes también dispusieron de una ocasión muy clara, que no pudieron finalizar, y en la que llevaron el miedo a los aficionados locales.

En resumen, muy meritorio el empate logrado por el Mar Menor, sin encajar goles en casa, cosa muy importante, a pesar de las numerosas bajas con que afrontaba el choque, hasta el punto de tener dos juveniles en el banquillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos